Publicidad

RSS John Lloyd

[Libros que nos inspiran] ‘El pequeño gran libro de la ignorancia (animal)' de John Lloyd y John Mitchinson

3 Comentarios
[Libros que nos inspiran] ‘El pequeño gran libro de la ignorancia (animal)' de John Lloyd y John Mitchinson

Libros que hablen de curiosidades científicas hay muchos, pero la mayoría son continuo reciclajes de preguntas y respuestas típicas. Éste libro es diferente. No sólo porque se limite a las curiosidades del reino animal, sino porque las curiosidades que aborda son ciertamente poco conocidas o especialmente brillantes y divertidas. No en vano, el autor es inglés, y el aroma a humor british atufa a la legua.

El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) de John Lloyd y John Mitchinson es un libro que hay que tener. Y además está prologado por Stephen Fry, y eso ya vale su peso en oro. Pero la razón os la explicaré al final: es demasiado idiosincrática para ponerla al principio.

El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) trata de quitarnos las ganas para siempre de buscar marcianos: los verdaderos extraterrestres son los animales que nos rodean. Basta con fijarse un poco en ellos.

El libro está organizado y escrito de tal manera que resulta muy ameno de leer: a cada animal se le han reservado dos páginas, todos ellos están organizados por orden alfabético y, los autores, nos explican sólo los aspectos más poco conocidos de su biología o sus costumbres, dejando lo obvio para otra clase de manuales.

¿Creéis saber cómo es un gato o un conejo? Después de leer el capítulo correspondiente a estos animales, descubriréis que en realidad no sabíais nada de ellos. Como tampoco que los albatros pueden volar sin tocar el suelo durante 10 años (incluso duermen volando), las cigarras cantan números primos, las sanguijuelas tienen 34 cerebros, las orcas lloran la muerte de los suyos o que el burro es uno de los animales más valientes del mundo.

Leer más »

[Libros que nos inspiran] ‘El pequeño gran libro de la ignorancia’ de John Lloyd

6 Comentarios
[Libros que nos inspiran] ‘El pequeño gran libro de la ignorancia’ de John Lloyd

Este libro es especial para mí por muchos motivos. Sobre todo los que atañen a su blackground, digamoslo así. Todo empezó con los Monty Python, de los que me declaré fan incondicional. Más tarde descubrí la serie de televisión The Black Adder. ¿Qué relación guardaban? Pues que Stephen Fry era amigo tanto de los Monty Python como de Hugh Laurie (actor en The Black Adder y ahora célebre por su papel en House). Y es que Stephen Fry (prologuista del libro que nos ocupa) me encanta. ¿No habéis leído su biografía? Deberíais: comediante nato, homosexual a mucha honra, estuvo en la cárcel, y ahora se ha convertido posiblemente en el mejor divulgador de ciencia y cultura en general de toda Gran Bretaña. Y bueno, todo esto empezó a gustarme todavía más cuando visité Escocia, concretamente la exquisita ciudad de St Andrews, de cuya imponente Universidad fue rector John Cleese (integrante de Monty Python), de 1970 a 1973, revolucionando muchas de sus inmutables costumbres. ¿Y qué pinta aquí el autor del libro que nos ocupa, es decir, John Lloyd? Pues que es gran amigo de Fry, y también es productor de The Black Adder, y de otras series británicas indispensables, y además, estudiando en Cambridge, se hizo amigo, y más tarde compartió un apartamento, con Douglas Adams, sí, el desopilante autor de Guía del autoestopista galáctico.

Y podría seguir tirando del hilo, pero no seguiré para no aburriros. Lo importante es que entendáis que le tengo especial cariño a este libro que nos ocupa: El pequeño gran libro de la ignorancia.

Bien, sólo un poquito más: John Lloyd es el creador de un programa de televisión británico, el Quite interesting, uno de los concursos más populares de la cadena BBC. Quite interesting también es un bar, una librería, una cafetería y un club de Oxford, que incluso The independent lo ha escogido como el mejor local de ocio de Gran Bretaña, así que hemos de entender que Lloyd es un hombre bastante polivalente.

Quite interesting también es el título en inglés de este libro de preguntas y respuestas redactado por un equipo de investigación integrado por personas con una enorme curiosidad, un umbral de aburrimiento muy bajo y una habilidad extraordinaria para plantear preguntas difíciles. Y es que ya decía Oscar Wilde que la ignorancia es como un fruto delicado y exótico; si lo tocas, se desvanece. Como El pequeño gran libro de la ignorancia desvanecerá grandes parcelas de mitos, ideas preconcebidas y malentendidos extremadamente comunes.

Leer más »
Publicidad

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (y XLVII): el zorro

10 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (y XLVII): el zorro

Hoy voy a hablaros del carnívoro más extendido y numeroso de la Tierra. No, no se trata de un norteamericano adicto al Mcdonald´s, sino del zorro. Y es que podéis encontrar zorros en todos los rincones del mundo, desde los desiertos más calurosos hasta el Polo Norte.

Es un animal solitario, buen corredor, nada con soltura y puede trepar a los árboles con relativa facilidad. El olfato es el mejor de sus sentidos.

Además, los zorros han aprendido a vivir cerca del ser humano sin sacrificar su integridad animal. A pesar de ello, no existen explosiones demográficas de zorros urbanos (a diferencia de otros animales urbanos, como las palomas): la cifra de cachorros que sobreviven cada año es casi idéntica a la de muertes. Incluso podría decirse que los zorros urbanos son tan sanos como los de campo, incluso más.

Leer más »

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLVI): el topo

14 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLVI): el topo

A pesar del mito, los topos no son ciegos, pero sin duda jamás deberíamos confiar demasiado en la agudeza visual de un topo: sólo distinguen entre la luz y la oscuridad.

El verdadero hito evolutivo del topo de nariz estrellada (Condylura cristata) es su nariz, que tiene un aire a una anémona rosada… aunque en verdad es una “mano” con 22 dedos sin poder de sujeción que el topo usa para formarse una imagen completa de su mundo subterráneo.

Su nariz es tan sensible que tiene una densidad de terminaciones nerviosas muy superior a la del clítoris femenino. No en vano, para oler, el topo usa una capacidad cerebral similar a la que otros mamíferos usan para ver. Es decir, que en realidad, la “mano” es un “ojo”.

De hecho, el topo es el único mamífero que es capaz de “oler” debajo del agua mientras salen grandes burbujas de aire de sus fosas nasales.

Leer más »

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLIV): la sanguijuela

15 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLIV): la sanguijuela

La descripción más corta y acertada de la sanguijuela no es chupasangre, ni vampiro viscoso, ni tampoco pegajoso como una lapa. La descripción más corta y acertada es: barómetro que muerde.

Aunque las sanguijuelas nos puedan parecen básicamente iguales, lo cierto es que existen 650 especies conocidas. Puede ser diminutas o medir más de 45 centímetros de longitud.

Todas las sanguijuelas están divididas en 34 segmentos. Y atención: cada segmento tiene su propio “cerebro”. El segmento de la cabeza contiene una estructura simple de dos lóbulos, mientras que el resto tiene un grupo de neuronas llamado ganglio. Sin embargo, a pesar de tanto despliegue de cerebros, lo cierto es que las sanguijuelas no tienen demasiadas neuronas: sólo 15.000. El cerebro de una abeja, por ejemplo, tiene 95.000).

Se han utilizado neuronas de sanguijuela para crear un ordenador orgánico que realiza sumas sencillas. A diferencia de los procesadores de silicio, las neuronas “piensan” su respuesta formando sus propias conexiones.

Leer más »

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLIII): la rata

21 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLIII): la rata

La rata es una máquina de supervivencia. Un cyborg venido del futuro para matar al salvador de la humanidad. Un miembro del clan McLeod, un inmortal, sólo puede quedar uno. Un símbolo que debería crear más alarma que la cruz gamada. Atención a las siguientes cifras:

Puede nadar durante 72 horas. Puede saltar desde una altura de 15 metros sin sufrir daño. Puede colarse por huecos de poco más de 1 centímetro. Puede dar brincos de casi 1 metro. Puede trepar por superficies verticales. Puede caminar sobre cuerdas. Puede sobrevivir sin agua más tiempo que un camello. Puede comer todo lo que es comestible, y también muchas cosa que no lo son: plomo laminado, hormigón tierno, ladrillos, madera y aluminio.

Por si estas marcas no fueran suficientes, practican sexo hasta 20 veces al día y son extremadamente promiscuas: una hembra en celo puede tener sexo más de 500 veces con un montón de machos distintos y parir 12 camadas de 22 crías cada año.

No en vano, en Estados Unidos se calcula que su población es de 150 millones. En Reino Unido supera la población humana. Dicen que nunca estamos a más de 2 metros de una rata. Tony Stephens opina que esa distancia es de unos 20 metros en cualquier ciudad.

Leer más »
Publicidad

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLII): la pulga

10 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLII): la pulga

El causante de las oleadas de peste bubónica que asolaron Europa y Asía fueron posibles gracias a algo tan insignificante como una pulga, concretamente la Xenopsylla cheopis, la pulga de la rata oriental.

Esta clase de pulga siempre está hambrienta, y tiene menos criterio gastronómico que un consumidor frecuente del McDonald´s. Si bien la plaga comenzó con los roedores, fueron las pulgas que se alimentaban de ellos quienes la extendieron: las bacterias se reproducen a tal velocidad que bloquean el tránsito intestinal de las pulgas. Con la boca goteando sangre infectada, se preparan para picar a cualquier mamífero que se ponga a tiro… entre ellos, más de 1.000 millones de seres humanos.

Algo curioso de las pulgas de nuestros perros es que probablemente sean pulgas de gatos, que son las más frecuentes y se mantienen con casi cualquier mamífero. La única condición que reclaman las pulgas es que el animal pernocte en un lugar recogido, ya que los huevos de las pulgas no se adhieren a su anfitrión: caen y se alimentan de las deposiciones de las pulgas adultas (¿os acordáis de la analogía con McDonald´s?).

La imagen no puede ser más dantesca: una pulga adulta absorbiendo 15 veces su peso en sangre al día y, luego, excretando el alimento de las larvas, que son ciegas y se parecen a gusanos. Cuando se transforman en crisálida, los capullos pueden permanecer inactivos durante un año, esperando a que nuestras vibraciones los eclosionen. Ni H.R. Giger hubiera imaginado algo así.

Leer más »

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLI): el piojo

7 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLI): el piojo

Ha empezado un nuevo curso escolar y, con él, las consabidas medidas de seguridad para evitar que nuestros hijos sean pasto de los piojos. Pero ¿cuáles son los secretos de estas diminutas y omnipresentes criaturas?

-Los piojos son muy pequeños y no tienen alas, y viven como parásitos en el pelo o las plumas de mamíferos y aves. Es decir, que su hábitat es abundante. Sin embargo, hay una clase de piojo que está en peligro de extinción: el Haematopinus oliveri. Ello sucede porque sólo ataca a la población cada vez más escasa de cerdos enanos de la sabana india.

-Los piojos son como vampiros (aunque su aspecto es como de cangrejos en miniatura): se alimentan de sangre, piel muerta o partes de las plumas. Así que todos estamos expuestos a los piojos. Bueno, todos no: hay algunas excepciones, como los murciélagos, el ornitorrinco y el equidna.

Leer más »

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XL): el pingüino

15 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XL): el pingüino

-Los pingüinos son omnipresentes… en la Antártida: dos tercios de esta región son pingüinos. Pero que esta imagen no os confunda: también hay pingüinos que viven en selvas tropicales costeras, por los crestados de Fiordland, Nueva Zelanda, o en cuevas volcánicas tropicales, como los de las Galápagos. Sólo los pingüinos Adela y emperador viven exclusivamente en la Antártida.

-El más grande es el emperador, que puede alcanzar más de 1 metro de altura. Bucea a más de 500 metros de profundidad. Mantiene la respiración durante 15 minutos. Pero no es el pingüino más grande que ha existido: hace 40 millones de años existió una especie, la Anthropornis nordenskjoeldi, que medía alrededor de 1,70 metros.

-A hora de expulsar los excrementos, los pingüinos Adela emplean una técnica muy curiosa a fin de mantener limpias sus plumas y el nido: se ponen en el borde del nido y expulsan el guano como si fuera un chorro: la presión rectal que ejercen es 4 veces más intensa que la de un ser humano (es decir, alrededor de 500 milibares, algo así como un barril de cerveza). Como podéis imaginar, los excrementos alcanzan hasta los 40 centímetros de distancia.

-¿Por qué un pingüino tan escatológico lleva nombre de mujer? Gracias al explorador francés Jules Sébastien César Dumont D´Urbille.

En 1870, su barco llegó a una isla junto a la barrera de hielo en la Antártida; sus hombres la bautizaron como isla D´Urbille en su honor. Más tarde se encontraron con un pequeño y rechoncho pingüino con abrigo negro y delantal banco, y el explorador le puso el nombre de su mujer (Adélie = Adela).

Leer más »

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XXXV): la mariposa

15 Comentarios
Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XXXV): la mariposa


  • Se conocen 200.000 especies de mariposa.

  • Una mariposa sólo puede volar si su temperatura corporal es de más de 30 ºC. Por debajo de esta temperatura, la mariposa no podrá volar y morirá o bien entrará en estado de letargo.
  • Las polillas, sin embargo, aunque no son tan coloristas y llamativas, algo así como las quasimodo del mundo mariposil, son mucho más resistentes y, en general, nocturnas. Pero no le cortéis nunca las antenas a una polilla: inmediatamente chocará con las paredes y caerá al suelo, pues las usan como sensores de orientación espacial.
  • Leer más »
    Publicidad

    Ver más artículos