Compartir
Publicidad
Publicidad

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (y XLVII): el zorro

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (y XLVII): el zorro
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy voy a hablaros del carnívoro más extendido y numeroso de la Tierra. No, no se trata de un norteamericano adicto al Mcdonald´s, sino del zorro. Y es que podéis encontrar zorros en todos los rincones del mundo, desde los desiertos más calurosos hasta el Polo Norte.

Es un animal solitario, buen corredor, nada con soltura y puede trepar a los árboles con relativa facilidad. El olfato es el mejor de sus sentidos.

Además, los zorros han aprendido a vivir cerca del ser humano sin sacrificar su integridad animal. A pesar de ello, no existen explosiones demográficas de zorros urbanos (a diferencia de otros animales urbanos, como las palomas): la cifra de cachorros que sobreviven cada año es casi idéntica a la de muertes. Incluso podría decirse que los zorros urbanos son tan sanos como los de campo, incluso más.

El zorro urbano se puede domesticar hasta cierto nivel, pues llegan a comer de la mano del ser humano y hasta se dejan acariciar.

No viven “principalmente” del saqueo de los cubos de basura. Los zorros comen literalmente de todo, por eso están tan extendidos. Su dieta habitual incluye gusanos, insectos, larvas de polillas, palomas, roedores, escarabajos y muchas frutas y verduras. En otoño pueden vivir a base de manzanas, moras y escaramujos.

Con una dieta tan variada, pues, no es de extrañar que el zorro esté tan extendido.

Los zorros siempre atacan solos, nunca en grupo; y además no atacan a gatos o perros, a no ser que se vean acorralados. Tampoco masacran gallinas por diversión, como se cree popularmente (echad un vistazo a la película Fantástico Mr. Fox). Si matan a gallinas es porque son molestados en algún momento en alguno de sus viajes a la despensa.

Sí, los zorros tienen despensa. Las presas cazadas son acumuladas y enterradas una a una en una suerte de despensa.

En la cultura occidental, el zorro es considerado un animal muy astuto y es empleado como símbolo de astucia en muchos relatos folclóricos. En Japón es un animal sagrado.

Con todo, los zorros, aunque nos alivian de los roedores, pueden llegar a ser exasperantes:

Por la noche, los gritos de los cachorros que se pelean y juegan resulta indescriptible, casi tan insoportable como el olor a carroña, orina y heces (que depositan como “marca” en cualquier cosa que dejemos fuera, incluidos zapatos o juguetes). Además, les gusta mordisquear los cables (electricidad, teléfono) y las tuberías (gas, agua).

La mascota del navegador de Internet Mozilla Firefox es confundida a veces con un zorro (el nombre “firefox” significa literalmente “zorro de fuego”), pero en realidad se trata de un panda rojo (Ailurus fulgens).

Vía | El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) de John Lloyd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio