Compartir
Publicidad
Publicidad

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLIII): la rata

Singularidades extraordinarias de animales ordinarios (XLIII): la rata
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La rata es una máquina de supervivencia. Un cyborg venido del futuro para matar al salvador de la humanidad. Un miembro del clan McLeod, un inmortal, sólo puede quedar uno. Un símbolo que debería crear más alarma que la cruz gamada. Atención a las siguientes cifras:

Puede nadar durante 72 horas. Puede saltar desde una altura de 15 metros sin sufrir daño. Puede colarse por huecos de poco más de 1 centímetro. Puede dar brincos de casi 1 metro. Puede trepar por superficies verticales. Puede caminar sobre cuerdas. Puede sobrevivir sin agua más tiempo que un camello. Puede comer todo lo que es comestible, y también muchas cosa que no lo son: plomo laminado, hormigón tierno, ladrillos, madera y aluminio.

Por si estas marcas no fueran suficientes, practican sexo hasta 20 veces al día y son extremadamente promiscuas: una hembra en celo puede tener sexo más de 500 veces con un montón de machos distintos y parir 12 camadas de 22 crías cada año.

No en vano, en Estados Unidos se calcula que su población es de 150 millones. En Reino Unido supera la población humana. Dicen que nunca estamos a más de 2 metros de una rata. Tony Stephens opina que esa distancia es de unos 20 metros en cualquier ciudad.

El único lugar que no tiene ratas comunes (exceptuando los casquetes polares) es la provincia canadiense de Alberta. ¿La razón? Cuando la rata empezó a expandirse desde Mongolia, al llegar a la frontera oriental de Alberta, en 1942, los abertenses les hicieron frente estableciendo una zona divisoria de 650 kilómetros (todavía existe y posee patrullas de vigilantes, la Rat Patrol). Se dice que la primera rata llegó a Alberta en 1950. Un año después se iniciaba una agresiva campaña de desratización, usando abundante veneno, quemando campos y destruyendo edificios infectados.

Y ¿por qué la efigie de Mickey Mouse debería causar más alarma que la cruz gamada de los nazis? Porque las ratas son portadoras de más de 70 enfermedades muy contagiosas. Por ejemplo, la peste bubónica, o el cólera, el tifus, la tuberculosis, la enfermedad de Weil, la salmonela, la fiebre aftosa, el síndrome respiratorio severo y ocho especies de gusanos parásitos. Y además trae consigo pulgas, garrapatas y piojos. Las víctimas humanas por parte de las ratas se cuentan por millones.

Con todo, la rata es un animal bastante inteligente y posee una gran memoria. Cuando le haces cosquillas o durante el sexo emite una risita ultrasónica.

A continuación podéis ver un video de la Rat Patrol de Alberta:

Vía | El pequeño gran libro de la ignorancia (animal) de John Lloyd

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos