Vista Compacta

Lo último

Melanocetus johnsonii es el nombre científico de un pez abisal, de la familia biológica de las Melanocetidae, se encuentra en el trópico. Vive en profundidades normalmente de 3.000 - 4.000 metros. Tiene una especie de antena sobre su cabeza que brota de su nariz en forma de caña repleta de bacterias bioluminiscentes que se ilumina como señuelo para atraer a otros peces que confunden este órgano con gusanos u otro organismo

Un submarino operado por control remoto controlado por científicos del Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey ha filmado un pequeño Melanocetus johnsonii por primera vez en su hábitat. En este caso, el ejemplar captado es una hembra de nueve centímetros que se encontraba a unos 600 metros de profundidad en el cañón submarino de Monterrey, frente a la costa californiana.

Vía | iflscience

Leer más »

A 25 metros bajo las aguas de la isla japonesa de Amami-Ooshima podemos encontrar formas geométricas en la arena, como esculpidas por una artista. Sin embargo, estas formas son producto de la naturaeza.

Concretamente, de los por peces globo durante su ovulación. Los peces se entierran en la arena y van avanzando y dibujando. Este pequeño pez globo macho de una nueva especie, de unos 10cm, que hace estos dibujos de 2m de diámetro durante el cortejo, para atraer a la hembra. El pez globo necesita de 7 a 9 días para construir los círculos. El pez incluso coloca pequeñas conchas para decorar sus dibujos.

Vía | Youtube

Leer más »

Vivimos en una época en la que el progreso científico y técnico es tan acelerado que, en ocasiones, no somos muy conscientes de cómo está cambiando el mundo. ¿Alguien podía imaginar Wikipedia hace apenas quince años? ¿O lo que significaría llevar un smartphone? ¿O que aterrizaríamos a lomos de un cometa? ¿O que secuenciaríamos el genoma humano?

En definitiva, y para hacer un poco de hincapié que nos permita asimilar mejor todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor, hoy os proponemos que nos expliquéis lo que ha significado algún descubrimiento reciente, y respondáis a la pregunta:

Leer más »

Estamos acostumbrados a gestionar la escasez, porque todos los recursos que nos rodean son escasos. Por ello, al abordar la abundancia de un recurso, nos perdemos. Aplicamos nuestras políticas pesimistas y restrictivas. Incluso somos incapaces de atisbar que la abundancia nos está rodeando, que viene para quedarse. Abundancia, de Peter H. Diamandis, permite enfocar todo esto de un modo distinto. Se comparta o no el entusiasmo del mensaje principal, resulta imposible no contaminarse del optimismo tecnológico que desprende el libro, y sobre todo fascinarse con la cantidad de personajes en el mundo que verdaderamente están cambiando la vida no ya de miles, sino de millones de personas. Sin duda, una de las mejores lecturas de este año.

El libro, de obligada lectura para cualquier geek, documenta cómo el progreso en inteligencia artificial, robótica, computación infinita, redes de banda ancha, manufactura digital, nanomateriales, biología sintética y muchas otras tecnologías que están creciendo exponencialmente nos permitirán obtener en las próximas dos décadas unos avances muy superiores a los que hemos conseguido en los doscientos años anteriores. Hasta el punto de que todos vivamos mejor que nunca. Por ello, Abundancia nos ha inspirado para escribir una buena colección de artículos en Xataka Ciencia:

Leer más »

Atrapados, de Nicholas Carr, es como una segunda entrega o añadido, de Superficiales, su primera obra. No es tan brillante como la primera y se queda más en la anécdota, pero sin duda continúa siendo una obra interesante. No importa que no se esté de acuerdo con su tesis (más bien pesimista o ludita, pues considera que Internet o la automatización tecnológica nos vuelven tontos y perezosos): lo relevante son los quintales de datos y curiosidades históricas, así como de la historia de la tecnología, para avalar esa tesis.

En otras palabras, siempre es una delicia leer a Carr aunque no esté de acuerdo con todo lo que dice. Y ojalá todos nuestros oponentes intelectuales fueran como él. Y, naturalmente, ha sido fuente de inspiración para algunos artículos en Xataka Ciencia:

Leer más »

El animal social, del periodista David Brooks, es un ensayo novelado, o una novela ensayística. Imaginaos la historia de un niño y una niña, que crecen, se hacen mayores, van al colegio, hacen amigos, se enamoran, se casan, tienen hijos... y vuelta a empezar. Pero que cada afirmación o hecho cotidianos se clarifique con estudios en diversas disciplinas científicas, eminentemente psicología, sociología y genética. Por si fuera poco, la historia es, aunque sencilla, bonita, emotiva, y raramente no nos sentiremos identificados con ella.

Además, en cada página encontraremos llamadas a la extensísima bibliografía que figura en la parte final del libro. Por si aspiramos a saber más. No en vano, el libro de Brooks nos ha inspirado para escribir no pocos artículos en Xataka Ciencia:

Leer más »

Son tantas las contraseñas que ya forman parte de nuestra vida cotidiana, desde el correo hasta el acceso a la AppleStore, que cada vez más se imponen sistemas de creación de contraseñas con cierta lógica o relación entre ellas.

Lo que está claro es que intentar gestionar las contraseñas que suelen venir por defecto resulta imposible, pues para nuestras mentes es muy laborioso recordar cosas sin significado, del tipo XKSLS33!. Hubo, de hecho, un hombre que quiso intentarlo hace ya un siglo, con resultados penosos.

Leer más »

Al leer el titular de esta entrada probablemente nos habrá venido a la cabeza Sarkozi. Porque tendemos a pensar que las personas bajitas compensan su baja estatura con un ego desmedido.

Sin embargo, no parece existir semejante correlación. De hecho, el llamado “complejo de Napoelón” no se ha reconocido oficialmente como trastorno psiquiátrico. De hecho, tengo una noticia para vosotros: Napoléon no era precisamente bajito.

Leer más »

Tenemos pruebas arqueológicas de que en China, hace cuatro mil años, se horadaban cráneos, se practicaban trepanaciones, para liberar los malos espíritus, presumiblemente de personas que sufrían esquizofrenia. El concepto de esquizofrenia tuvo un inicio histórico en el término: «demencia precoz» de Bénédict Morel a mediados del siglo XIX.

En el ámbito de la Iglesia católica, se ha practicado el exorcismo hasta aproximadamente 1970, aunque aún hay obispos que consagran a sacerdotes que desempeñan esta labor. También debemos presumir que, entre algunos exorcismos, en realidad estamos ante un caso de esquizofrenia.

Leer más »

Según cifras de la ONU, todavía hay 925 millones de personas que no tienen suficiente para comer. Es decir, casi uno de cada siete personas del mundo. La malnutrición mata 10,9 millones de niños en el mundo. En los países en vías de desarrollo, uno de cada tres niños presenta retrasos debido a la malnutrición. La falta de vitamina A mata un millón de niños al año.

Frente a este panorama desolador, ¿podemos albergar la esperanza de alimentar a toda la humanidad? Sin un reparto más eficiente de la comida que ya cultivamos, ¿los campos son suficientes? ¿Estamos alcanzando los límites de la agricultura? ¿En breve esto se parecerá demasiado a lo que sucede en Interstellar?

Leer más »

Algunos se resisten, como lo intenta infructuosamente Kevin Kline en In & Out, en aquella famosa escena en la que suena el I Will Survive de Gloria Gaynor, pero hasta el más pintado acaba moviendo el esqueleto en cuanto suena música marchosa.

¿Por qué sucede algo así? ¿Qué extraña magia transmite en pentagrama que, cual varilla de virtudes de un marionetista, consigue mover nuestras extremidades y que la cabeza se nos agite adelante y atrás, al compás?

Leer más »

Aunque la saliva de nuestra boca, por mucho que nos cepillemos los dientes, es una ciénaga de bacterias, también constituye un milagro antimicrobiano (pues las primeras necesitan a las últimas), y es un gran exterminador de gérmenes.

De hecho, la eficacia de nuestra saliva es tal que supera a cualquier enjuague bucal, pues nuestra saliva tiene propiedades no aglomerantes, es decir, impide a las bacterias formar colonias en dientes y encías. Además, los enjuagues prueban que son eficaces contra bacterias que se pueden cultivar en laboratorio, pero la mitad de nuestras bacterias orales solo crecen en la boca.

Leer más »

Sigue a Xatakaciencia