Compartir
Publicidad
La ansiedad repercute en tu dieta: los mejores consejos para controlarla
Salud

La ansiedad repercute en tu dieta: los mejores consejos para controlarla

Publicidad
Publicidad

La ansiedad es un problema frecuente en la actualidad que a muchos nos cuesta diferenciar y que puede influir grandemente en nuestra calidad de vida, afectando entre otras cosas, nuestra dieta. Si estás sufriendo síntomas de ansiedad dejamos los mejores consejos para controlarla.

La ansiedad y su influencia en la dieta habitual

Sufrir de ansiedad es experimentar una preocupación constante, miedos muchas veces irracionales y otros síntomas entre los cuales se encuentra una dieta alterada o incluso, problemas estomacales y digestivos a causa de la forma en que comemos y de lo que escogemos para comer.

Como señala un estudio publicado en 2015, quienes sufren ansiedad pueden presentar náuseas, hinchazón de vientre, gases, acidez o reflujo e incluso, diarrea y estreñimiento.

Asimismo, como la ansiedad suma estrés a nuestra vida y muchas veces altera nuestro descanso nocturno, podemos experimentar más hambre y deseos de comer alimentos energéticos según científicos estadounidenses.

Ansiedad

Entonces, es frecuente la preferencia por chucherías, bollos u otros productos de mala calidad pero placenteros como son aquellos que ofrecen por ejemplo, azúcares simples o libres.

Así, la ansiedad no sólo puede alterar la calidad de nuestra dieta y afectar nuestras elecciones alimentarias sino también, incrementar el riesgo de sufrir sobrepeso y problemas digestivos.

La mejor dieta contra la ansiedad

Así como la ansiedad influye en nuestra dieta y por consecuencia en la salud, nuestra dieta también puede ser de ayuda para controlar los síntomas de ansiedad como señala una investigación publicada en la International Journal of Endocrinology.

Determinados alimentos influyen en nuestras hormonas y sobre neurotransmisores, pudiendo así controlar los niveles de ansiedad en nuestro cuerpo como revelamos a continuación:

Los alimentos a evitar

Entre los alimentos que pueden favorecer el desarrollo de ansiedad o síntomas propios de la misma se encuentran los azúcares de fácil absorción, es decir, aquellos que producen picos de glucosa en sangre y como consecuencia picos de insulina. Estos azúcares ocasionan malestar no sólo por hiperglucemia sino también por hipoglucemia reactiva, es decir, por una reducción brusca de la glucosa tras su rápida elevación en sangre.

Por esta razón, deberíamos reducir en la dieta los azúcares añadidos o los que se acompañan de nutrientes de mala calidad y se absorben fácilmente, presentes de forma natural en miel o siropes y azúcar de mesa y también, en la gran mayoría de los productos ultraprocesados o altamente industrializados.

Icons8 Team 643492 Unsplash

Asimismo, el tabaquismo, el alcohol y un exceso de cafeína pueden ser responsables de síntomas de ansiedad y no contribuir en nada a su control, sino todo lo contrario.

Por último, una dieta descontrolada o desordenada en la cual se presenta una conducta alimentaria alterada también puede generar más ansiedad, por ello expertos de la Escuela de Medicina de Harvard recomiendan llevar una alimentación consciente y ordenada para favorece la reducción de los síntomas de ansiedad.

Los alimentos que pueden ser de ayuda

Además ser recomendable evitar los alimentos antes dichos, puede ser de ayuda sumar a tu dieta alimentos ricos en vitaminas del complejo B como son los cereales integrales y pseudocereales como la quinoa o amaranto, legumbres, frutos secos y semillas.

También los adecuados niveles de magnesio en el organismo pueden reducir los síntomas de ansiedad debido a que se trata de un mineral de gran importancia para el funcionamiento del sistema nervioso. Podemos obtener el mismo de alimentos como las pipas de girasol y calabaza, los frutos secos, legumbres, granos enteros y otros.

Mariana Medvedeva 379673 Unsplash

Alimentos ricos en zinc y en omega 3 también pueden ayudar a sentirnos mejor y reducir síntomas de ansiedad , pudiendo para ello sumar a la alimentación habitual pescados grasos, nueces y almendras, y carnes magras o mariscos en general para obtener estos nutrientes.

Y por último, alimentos con probióticos que pueden beneficiar la flora intestinal también podrían ser de ayuda para nuestro cerebro y el control de la ansiedad.

Todos estos alimentos siempre serán de ayuda incluidos en el marco de una dieta equilibrada, consciente y nutritiva, acompañados de otros buenos hábitos como ejercicio regular por ejemplo.

Imagen | Unsplash

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio