La prueba de que el mundo va a mejor es que ahora te parece ver a gente más horrible, ofensiva y malvada que antes

La prueba de que el mundo va a mejor es que ahora te parece ver a gente más horrible, ofensiva y malvada que antes
5 Comentarios

Seas quien seas, te comportes como te comportes, tengas las ideas que tengas, probablemente eres o has sido el enemigo, el malo de la película, el villano de la historia de otra persona. No importa quién eres o lo que piensas. Por supuesto, los asesinos en serie y los Hitler siguen siendo malvados, pero la mayoría de nosotros no lo somos, a pesar de que la gente se llamen enseguida nazi o facha en Twitter.

¿Cómo es posible que haya tantos villanos? Simpre ha habido gente malvada, gente tóxica, pero ahora parece hay más que nunca. ¿Cuál es la razón? La razón, paradógicamente, es que ahora hay más gente malvada porque... la gente cada vez es menos malvada. Vemos que el mundo se va al carajo precisamente porque el mundo está cada vez mejor.

Fluencia del concepto

Un profesor de psicología de la Universidad de Melbourne, Nick Haslam, se ha dedicado a investigar cómo ha aumentado el uso de conceptos como abuso, adicción, enfermedad mental, trauma, intimidación y prejuicio. Históricamente, los significados de cada una de estas palabras estaban relativamente limitados, pero con el tiempo se han ampliado para incluir fenómenos menos graves bajo su paraguas. Haslam se refirió a este cambio semántico como la fluencia del concepto.

Es decir, lo que nos dice la fluencia del concepto es que, hasta cierto punto, los problemas nunca desaparecen, porque las personas siguen cambiando la forma en que los definen. Es algo que ha pasado en los últimos años con la palabra "machismo". Ahora machismo son muchas más cosas que antes, así que parece que haya más machistas que antes, cuando en realidad hay menos. Cuando el paraguas semántico de "machismo" empieza a resultar demasiado grande y se quiere abarcar todavía más, entonces se crean subdivisiones, como "micromachismos". O incluso puedes ser un aliade que indirectamente eres machista porque no criticas lo suficiente determinado micromachismo.

Haslam argumenta que la fluencia del concepto ocurre tanto verticalmente para incluir ejemplos menos severos que antes (por ejemplo, el acoso escolar ya no solo incluye la violencia física sino también las burlas) la violencia a las burlas) como horizontalmente para incluir fenómenos categóricamente diferentes (primero solo los niños pueden ser intimidados, ahora los adultos también, y puede ocurrir en todos los contextos).

Todo esto no debe usarse para trivializar las preocupaciones sobre el avance del daño u otros problemas sociales modernos, sino para resaltar que lo que tú consideras como amenazante o dañino es relativo. Cuanto más seguro te sientas, más fácil será ver los eventos y tendencias más leves como dañinos, y esta es la clave para comprender por qué ocurre la fluencia del concepto. Podéis abundar en todo ello en el siguiente vídeo:

Temas
Inicio