Los investigadores que deben pasar largas temporadas aislados en la Antártida deben someterse a una apendicectomía profiláctica, una extirpación del apéndice, para evitar que surjan complicaciones y deba entrarse en quirójano. Los datos del programa australiano de exploración de la Antártida de 1950 señalan que en 32 años hubo una muerte y un 40 % de operaciones con complicaciones.

Viajar al espacio, pues, debería tener un problema similar (aunque no es común extirpar el apéndice a los astronautas): se señala que hay una probabilidad de entre el 0,8 y el 9,4 % por año de sufrir una apendicitis por parte de un astronauta. Si se empiezan a hacer viajes espaciales de larga distancia, como ir a Marte, la medida de extirpar el apéndice debería discutirse.

Leer más »

Las primeras pistas sobre por qué las transfusiones de principios del siglo XIX habían fracasado eran los cúmulos de sangre. Cuando los científicos a finales de 1800 mezclaban sangre de diferentes personas en tubos de ensayo, a veces los glóbulos rojos quedaban pegados, o sea, se aglutinaban. Pero, como la sangre por lo general provenía de los pacientes enfermos, los científicos pensaron que aglutinaba por algún tipo de patología que no valía la pena investigar. Nadie se molestó en ver si la sangre de personas sanas aglutinaba. Hasta que llegó Karl Landsteiner.

Leer más »

La diversificación estrambótica de la magufería no tiene fin, y nunca lo ha tenido. Lo que antaño eran los vendedores de crecepelos, hogaño son los vendedores de homeopatía que te hacen temer chemtrails.

Además, a cada nuevo hallazgo o invento, aparece una nueva horda de argumentos esotéricos en su contra. Como fue el caso del descubrimiento de los rayos X por parte de Wilhelm Röntgen. Para la sociedad de finales del siglo XIX, la posibilidad de poder ver el esqueleto y los órganos internos de las personas era una idea francamente perturbadora.

Leer más »

Este domingo, solo dos minutos después de su lanzamiento desde la base espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, explotó el cohete Falcon 9 de Space Exploration Technologies, sin tripulación, y que llevaba carga para la Estación Espacial Internacional. Todavía se deconoce la razón de la tragedia, pero se no parece que haya ningún caso de negligencia, de modo que habrá que escudriñar todo el proceso hasta dar con el error, como podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada.

Los restos de la nave, tras la explosión, cayeron al Atlántico. Este prototipo de cohetes ya había realizado seis envíos de cargamento exitosos a la agencia espacial estadounidense. La misión transportaba 2.500 kilos de suministros para los ocupantes de la ISS pero, a pesar de la pérdida de este material, los astronautas de la estación espacial tienen víveres para otros cuatro meses.

Vía | Sinc

Leer más »

Mi relación con el carbonato cálcico es, digamos, estrecha. Cuando aspiraba a vivir de juntar letras me enclaustré como vigilante nocturno en una fábrica que extraía carbonato cálcico de una cantera próxima, en mitad de un bosque. Todo muy gótico, y muy blanco. Porque todo estaba perdido de ese polvillo blanco que recuerda a la harina.

Pero esos meses de escritura frenética y solitaria, rodeado de máquinas que trabajaban solas, trajinando con el carbonato cálcico, me hizo sentir un poco de curiosidad acerca de aquella sustancia que se extraía por toneladas. Y es que sus funciones resultan ser tan necesarias para la civilización que, tras cualquier apocalipsis, debería ser la primera sustancia que deberíamos extraer de nuevo.

Leer más »

Ropa que cambia de color, camuflaje, pantallas de smartphone o table más finas, flexibles y ligeras... son solo algunas de las aplicaciones que podría tener este hallazgo un equipo de científicos de la University of Central Florida y que ha sido publicado en la revista Nature Communications: una pantalla reflectante ultradelgada, flexible y a todo color, y no requiere de fuente de luz para su funcionamiento.

Es hallazgo es como una piel reflectante con una capa de cristal líquido colocaba sobre una nanoestructura metálica capaz de absorber algunas longitudes de onda y de reflejar otras. No necesita disponer de una fuente de luz propia. En lugar de eso, refleja la luz ambiente que tiene alrededor. Todo en un tamaño 15 veces más delgado que un cabello humano.

Leer más »

Desde que vimos el holograma de la princesa Leia pidiendo ayuda a Obi-Wan o la partida de esa especie de ajedrez monstruoso en el Halcón Milenario, todos hemos pensado que los hologramas podrían tener mucho recorrido. Sin embargo, el mayor handicap de los hologramas es que no se pueden tocar, en cuanto lo intentas los atraviesas sin más, como si no existieran.

Más tarde llegaron los hologramas generados por láseres que ionizan las partículas del aire generando plasma, permitiendo crear imágenes en movimiento mediante píxeles en un área tridimensional llamados vóxeles. Tocar un vóxel, sin embargo, es peligroso y puede causar quemaduras en las manos o daños en los ojos.

Leer más »

A todos nos ha ocurrido alguna vez que nos hemos reído mucho más con películas cómicas que hemos visto en el cine, rodeado de otras cientos de personas que se reían al unísono, que al ver la misma película solos en casa. También ocurre que hemos visto una película solos y luego la volvemos a ver en compañía y nos reímos más.

Esta diferencia no estriba tanto en que ya hayamos visto la película y conozcamos sus giros y gracietas, sino más bien que las películas producen más risa si estamos rodeados de personas que también se ríen. Por eso las risas enlatadas se han usado durante tantos años en las sitcoms televisivas.

Leer más »

Imaginad una pistola paralizante Taser. Es la mejor analogía para entender cómo funciona la descarga producida por una anguila eléctrica. Con una diferencia: una Taser proporciona 19 pulsos de alto voltaje por segundo, mientras que la anguila eléctrica produce 400 pulsos por segundo. La anguila sería capaz de derribar a un caballo.

Es la conclusión a la que ha llegado un estudio publicado por la revista Science por parte de Kenneth Catania, de la Universidad de Vanderbilt. Una anguila eléctrica puede generar alrededor de 600 voltios de electricidad, como podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada, que ha sido registrado en alta velocidad (a 1.000 fotogramas por segundo), para poder verse a cámara lenta. Produce tres tipos diferentes de descargas eléctricas: pulsos de baja tensión para estudiar su entorno, secuencias cortas de dos o tres pulsos de milisegundos de alta tensión emitidos mientras caza; y descargas de alta tensión, pulsos de alta frecuencia al capturar presas.

Leer más »

A pesar de que finalmente ha fallecido el niño infectado de difteria en España (porque no estaba vacunado), los movimientos antivacunas en España son marginales. No ocurre lo mismo en otros países, como Estados Unidos, donde los antivacunas toman posiciones. El resultado es que, hoy en día, Estados Unidos tiene un porcentaje de su población vacunada contra el sarampión inferior a, por ejemplo, Tanzania, según la OMS.

Tal vez por ello, California ha aprobado una norma que obliga a todos los niños del estado a estar vacunados. Y ni siquiera alegar motivos religiosos será una excusa.

Leer más »

Sigue a Xatakaciencia