Un estudio gigantesco sugiere que la infección por el virus de Epstein-Barr es necesaria para desarrollar esclerosis múltiple

Un estudio gigantesco sugiere que la infección por el virus de Epstein-Barr es necesaria para desarrollar esclerosis múltiple
Sin comentarios

Un estudio con más de diez millones de personas sugiere que la infección previa por el virus de Epstein-Barr (EBV), causante de la mononucleosis, sería necesaria para que pudiera desarrollarse después esclerosis múltiple. La prevención y la cura, pues, podría estar mucho más cerca.

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad progresiva que afecta a 2,8 millones de personas en todo el mundo y para la que no existe una cura definitiva.

Diez millones de militares

La hipótesis de que el EBV causa la EM ha sido investigada durante varios años, pero este es el primer estudio que brinda evidencia convincente de causalidad. Este es un gran paso porque sugiere que la mayoría de los casos de EM podrían prevenirse al detener la infección por EBV, y que enfocarse en el EBV podría conducir al descubrimiento de una cura para la EM.

La EM es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central que ataca las vainas de mielina que protegen las neuronas del cerebro y la médula espinal. Se desconoce su causa, pero uno de los principales sospechosos es el EBV, un virus del herpes que puede causar mononucleosis infecciosa y establece una infección latente de por vida en el huésped.

Establecer una relación causal entre el virusy la enfermedad ha sido difícil porque el EBV infecta aproximadamente al 95% de los adultos, la EM es una enfermedad relativamente rara y la aparición de los síntomas de la EM comienza unos diez años después de la infección por EBV.

Para determinar la conexión entre EBV y MS, los investigadores realizaron un estudio entre más de 10 millones de adultos jóvenes en servicio activo en el ejército de Estados Unidos, e identificaron a 955 a los que se les diagnosticó MS durante su período de servicio.

El equipo analizó muestras de suero tomadas cada dos años por el ejército y determinó el estado de EBV de los soldados en el momento de la primera muestra y la relación entre la infección por EBV y la aparición de EM durante el período de servicio activo. En esta cohorte, el riesgo de EM aumentó 32 veces después de la infección por EBV, pero no cambió después de la infección por otros virus. Los niveles séricos de cadena ligera de neurofilamentos, un biomarcador de la degeneración nerviosa típica de la EM, aumentaron solo después de la infección por EBV. Los hallazgos no pueden explicarse por ningún factor de riesgo conocido para la EM y sugieren que el EBV es la principal causa de la EM.

Temas
Inicio