Publicidad
Publicidad

RSS superpoblación

El agua es el mejor profiláctico: a más agua, menos hijos

10 Comentarios
El agua es el mejor profiláctico: a más agua, menos hijos

En cualquier charla de bar, a la hora de abordar la superpoblación del continente africano (sobre todo en países como Chad), uno, sobre todo si va un poco achispado, puede empezar a hablar de lanzar bromuro desde las alturas, esterilizar a la población, o también enviar más comida, o enseñarles a pescar en vez de darle los peces. También se suele mencionar la educación sexual, los profilácticos y otras medidas de contracepción.

Sin embargo, ello denota lo poco que conocemos África (aquí podéis conocerla más, como por ejemplo descubriendo que allí cabría EEUU, China y toda Europa holgadamente); y también denota lo poco que conocemos la psicología humana. Porque a menudo olvidamos la poderosa correlación que produce el agua. Porque a más agua, menos hijos. Es decir, que si los africanos dispusieran de más agua potable, también tendrían menos hijos. Como el si el H20 fuera el mejor profiláctico del mundo.

Leer más »
Publicidad

¿Por qué seguimos teniendo hijos si el mundo está hecho unos zorros? (I)

39 Comentarios
¿Por qué seguimos teniendo hijos si el mundo está hecho unos zorros? (I)

En innegable que las cifras de natalidad en países como España han caído a plomo. Ya no es frecuente encontrar familias con más de cuatro hijos, y muchas parejas ni siquiera entienden que los hijos sean, como antaño, forma suprema de realización en lo afectivo. Sin embargo, la gente continúa teniendo hijos. Muchos de mis amigos ya han procreado o tienen intención de hacerlo en breve. Quizá no dos o tres churumbeles, quizá solo uno, pero están dispuestos a traer un vástago a este mundo por razones arcanas que a mí se me escapan.

Se me escapan, en primer lugar, porque yo sería incapaz de tener hijos por dos motivos que tienen que ver con mi particular forma de tomarme las cosas. El primero: o me preocuparía por ellos hasta el punto de parecerme a los padres de Canino o me despreocuparía como lo hizo el Dr. Jones respecto a Indy en Indiana Jones y la última Cruzada, el que, frente a la crítica de su hijo “tú nunca estuviste ahí”, él responde resuelto: "te fuiste de casa cuando empezabas a ser interesante”.

Leer más »

La mortalidad infantil es 200 veces menor: una comparativa entre pueblos contemporáneos y de cazadores-recolectores

Comentar
La mortalidad infantil es 200 veces menor: una comparativa entre pueblos contemporáneos y de cazadores-recolectores

En el mundo cada vez hay más gente, vive más tiempo y vive con mejor salud. Un equipo de investigación liderado por Oskar Burger, científico del Instituto Max Planck de Investigación Demográfica en Alemania, ha utilizado datos de mortalidad de las poblaciones modernas de cazadores-recolectores para elaborar un estudio publicado hace unos meses en la revista PNAS, revela que se ha producido una reducción significativa de la mortalidad humana en tan solo cuatro generaciones y que la mortalidad infantil es ahora 200 veces menor.

Para establecer la comparación usaron los individuos aborígenes que pertenecían a grupos como los hadza de Tanzania (Africa), los !Kung de África del Sur o los agta de Filipinas contrapuestos a pueblos actuales en los que la longevidad es más frecuente, como Japón y Suecia. Así concluyeron que los cazadores-recolectores a la edad de 30 años tienen la misma probabilidad de morir que individuos japoneses a los 72 años.

Las regiones actuales especialmente longevas son las llamadas Zonas azules. El popularizador de esta clase de lugares ha sido el viajero Dan Buettner, sobre todo a raíz de su libro Blue Zones: Lessons for Living Longer from the People who´ve Lived Longest.

Leer más »

Pronto habrá más mayores de 65 años que menores de 5 años

17 Comentarios
Pronto habrá más mayores de 65 años que menores de 5 años

En 1967, William y Paul Paddock escribieron un libro titulado Famine 1975!, y en 1970, el biólogo Paul Ehrlich, autor de La explosión demográfica, preveía que 75 millones de estadounidenses y 4.000 millones de personas del resto del mundo morirían de hambre en los años 1980.

Sin embargo, a pesar de que cada vez somos más personas en el mundo, seguimos adelante. Hasta el punto de que dentro de muy poco habrá más personas mayores de 65 años que niños menores de 5 años, debido a la mayor esperanza de vida. Será la primera vez en la historia que ocurra algo así.

Leer más »

En 400 años, cada uno de nosotros sólo dispondrá de 100 metros cuadrados de tierra

23 Comentarios
En 400 años, cada uno de nosotros sólo dispondrá de 100 metros cuadrados de tierra

Hoy vamos a ponernos un poco malthusianos. Si el crecimiento de la población sigue la actual tendencia, dentro de 400 años habrá apenas 100 metros cuadrados de tierra para cada habitante.

No suena a demasiado espacio, aunque hace unos días os expliqué que, según cálculos optimistas del economista Colin Clark, todos nosotros podríamos, en teoría, sobrevivir con sólo 27 metros cuadrados de tierra por cabeza si tenemos en cuenta las necesidades alimentarias (Clark calculó en los setenta que el mundo podría alimentar 35 000 millones de bocas). Eso sí, estaríamos todos un poco estrechos (a no ser que construyamos mucho verticalmente).

Pero para llegar a esos 27 exiguos metros cuadrados falta demasiado, así que hagamos un cálculo más cercano con 100 metros cuadrados por cabeza, el terreno ocupado por una casa unifamiliar en una urbanización corriente.

Leer más »
Publicidad

El día en que la escasez de caca de pájaro casi acaba con la humanidad

7 Comentarios
El día en que la escasez de caca de pájaro casi acaba con la humanidad

Antes dependíamos mucho de la caca de pájaro. Sí, soy perfectamente consciente de que una afirmación así ahora nos produzca una mueca, sobre todo cuando recordamos la última vez que dejamos el coche en la calle y amaneció cubierto de excrementos. Pero es verdad. El mundo pareció colapsarse cuando ya no quedaban cacas que recolectar en las islas donde apenas llueve. Y entonces un par de personas consiguieron que ya no dependiéramos de ellas. Y el mundo siguió adelante, como siempre lo ha hecho.

Pero vayamos por partes.

Las islas de las costas de Sudáfrica y Sudamérica, donde no hay lluvia que filtre los excrementos de los cormoranes, pingüinos y pájaros bobos, inmensos depósitos de nitrógeno y fósforo se han acumulado durante siglos. Los pájaros bobos, por cierto, son los nombres que se les dan a los alcatraces, que son parientes de los pelícanos aunque del tamaño de gallinas. Como se les puede capturar con pasmosa facilidad, se les acostumbra a llamar gaviotas bobas o pájaros bobos.

Pues bien, este guano lo utilizaban los agricultores como una suerte de fertilizante mágico, y unas 4.000 islas fueron invadidas por codiciosos norteamericanos respaldados por buques de guerra para recoger guano. Un duro trabajo que fue encomendado a miles de chinos que trabajaban día y noche, en condiciones infrahumanas, sin sueldo ni posibilidad de huir, rascando incansablemente los excrementos de las rocas.

Leer más »

Cambiar o no cambiar el mundo. He ahí el dilema (y III)

41 Comentarios
Cambiar o no cambiar el mundo. He ahí el dilema (y III)

Y ¿entonces? ¿Debemos volver todos a la vida primitiva? Demasiado tarde. No nos queda otra que seguir adelante, tanto los exencionalistas y ambientalistas, en busca de un aumento de recursos y calidad de vida para el mayor número de personas posible (dado el crecimiento demográfico descuidado), y hacerlo con la mínima dependencia protésica.

Uno de los objetivos ambientales prioritarios deberá ser, inevitablemente, el reducir la huella ecológica a un nivel que pueda ser sostenible por el frágil ambiente de la Tierra.

Gran parte de la tecnología que se precisa para alcanzar esta finalidad puede resumirse en dos objetivos. La descarbonización en el paso desde quemar carbón, petróleo y leña a fuentes de energía esencialmente ilimitadas, respetuosas con el ambiente, como las células de combustible, la fusión nuclear y la energía solar y eólica. La desmaterialización, el segundo concepto, es la reducción en volumen del equipo físico informático y de la energía que consume. Todos los microchips del mundo, para poner el ejemplo contemporáneo más estimulante, pueden caber en la sala que albergaba el ordenador electromagnético Harvard Mark 1 en el alba de la revolución informática.

Leer más »

Cambiar o no cambiar el mundo. He ahí el dilema (II)

12 Comentarios
Cambiar o no cambiar el mundo. He ahí el dilema (II)

La cifra de seres humanos que podrá sostener la Tierra es incierta. Lo expertos la sitúan entre 4.000 y 16.000 millones. El número real dependerá de la calidad de vida que las generaciones futuras estén dispuestas a aceptar. Lo que está claro es que actualmente es insostenible que todos los seres humanos puedan mantener un estilo de vida como el que se mantiene en Norteamérica, Europa occidental y Japón.

Con ello no se sugiere que debamos ponernos a vivir de una forma más frugal, vistiéndonos con túnicas de flores y acudiendo al festival de Woodstock. Todos tenéis derecho a iPod. Pero el impacto del iPod (y de todo lo demás) de cada país es multiplicativo. Depende de una fórmula denominada PAT. Es decir:

Tamaño de la población x Afluencia per cápita (es decir, consumo) x una medida de la voracidad de la tecnológica usada para sostener el consumo.

La magnitud de la PAT puede visualizarse adecuadamente mediante la “huella ecológica” de tierra productiva que se precisa para soportar a cada miembro de la sociedad con la tecnología actual. En Europa la huella es de 3,5 hectáreas, en Canadá 4,5 hectáreas, y en Estados Unidos 5 hectáreas. En la mayoría de países en vías de desarrollo es inferior a media hectárea. Para hacer que todo el mundo alcanzara el nivel de Estados Unidos se precisarían otros dos planetas Tierra.

Leer más »

Cambiar o no cambiar el mundo. He ahí el dilema (I)

15 Comentarios
Cambiar o no cambiar el mundo. He ahí el dilema (I)

Cuando era más joven, supongo que espoleado por las hormonas y la ingenuidad propias de la edad, quería cambiar el mundo.

Bien, eso es un eufemismo: más bien quería dominarlo (Plan de Dominación Mundial, of course) y hacerlo a mi medida, bajo los preceptos que yo consideraba más apropiados para la humanidad: una elite científica tamizando las decisiones de los políticos, la búsqueda del conocimiento absoluto por encima de cualquier otra cosa, la organización estratificada de los ciudadanos en base a sus conocimientos (y no su dinero, su raza, su religión, su ADN, su sexo, su patria o cualquier otra tontería), la inmediata exploración sistemática del espacio exterior, el acceso libre y gratuito a la cultura (SGAE, arde en el infierno), cualificar la cultura de una persona no por su cantidad sino por su calidad (saber los afluentes del Nilo es secundario, así como las declinaciones en latín), educar los sentimientos para que no deriven en patochadas o, peor, en chantajes, y un largo etcétera que mejor me callo para que no penséis que soy un sociópata en potencia. Cosas de la juventud, ya sabéis.

Leer más »
Publicidad
Inicio