Publicidad
Publicidad

RSS literatura

Pagar a alguien para que lleve a cabo un trabajo es más peligroso de lo que parece (y II)

1 Comentario
Pagar a alguien para que lleve a cabo un trabajo es más peligroso de lo que parece (y II)

En la anterior entrega de este artículo os explicaba que pagar a alguien para que lleve a cabo una tarea lleva aparejado un riesgo: que si posteriormente no recibe dinero por llevar a cabo dicha tarea, entonces no tendrá tanto interés en abordarla. Algo que no sucede con las personas que no reciben un pago por las mismas tareas.

Pero el experimento presentado era muy sencillo, y el mundo laboral parecía contradecir sus conclusiones, a todas luces precipitadas.

Bien, pudiera parecer que, en efecto, la motivación humana no es puramente aditiva, que hacer algo porque te interesa lo convierte en un tipo de actividad distinta a llevarla a cabo porque consigues una recompensa externa. Pero ¿eso puede extrapolarse a todas las actividades remuneradas?

Leer más »
Publicidad

Pagar a alguien para que lleve a cabo un trabajo es más peligroso de lo que parece (I)

1 Comentario
Pagar a alguien para que lleve a cabo un trabajo es más peligroso de lo que parece (I)

Como escritor, a menudo me rodeo de otros escritores. Y ni os imagináis las ideas agoreras que escucho por ahí al respecto del oficio de escritor: que la piratería y la crisis han reducido los ingresos económicos de tal modo que los autores ya no encontrarán alicientes para escribir o profesionalizarse, que el arte se acabará algún día, que la calidad media de los textos ha descendido estrepitosamente... y cosas peores.

Estas ideas las tildo de agoreras porque me parecen excesivas. Primero porque el arte siempre ha existido, y la retribución por el mismo no. Podéis leer más sobre ello en Nos sobra más tiempo que nunca o por qué el arte no se acaba aunque el autor no cobre ni un céntimo por él.

Segundo porque, antes del advenimiento de la piratería o la crisis, la mayor parte de los autores no ganaban ni para pipas (la diferencia es que ahora los que ganaban mucho, también ganan menos). Y tercero: yo veo que la gente sigue escribiendo, componiendo, pintando y demás actividades relacionadas mucho más que antes por dos motivos: mostrar la obra es más barato que nunca, incluso resulta prácticamente gratis (y encima se pueden localizar nichos de público fiel al que le interese realmente lo que haces) y ahora, más que nunca, el tiempo libre de la mayoría de las personas no se invierte en actividades pasivas como el consumo de televisión (la actividad que más tiempo libre consumió en el siglo XX), sino en producir contenidos para los demás (desde un blog o un libro electrónico hasta un comentario en un blog, un vídeo de gatitos en Youtube… o la misma Wikipedia).

Leer más »

Las artes o la filosofía no sirven para responder preguntas, sino para formularlas (a veces)

17 Comentarios
Las artes o la filosofía no sirven para responder preguntas, sino para formularlas (a veces)

Vamos a verter un buen puñado de ideas controvertidas (no pretende este artículo ser la última palabra) para que seáis vosotros, en los comentarios, quienes maticéis, critiquéis, corrijáis o ilustréis acerca de las mismas.

Para averiguar cómo funciona el mundo de forma objetiva (o lo más objetivamente posible, sin demasiada carga de opinión o ideología) de poco sirven las artes o la filosofía, como tampoco sirven demasiado las creencias religiosas o la introspección. Porque la indagación racional, por sí sola, no tiene forma de concebir su propio proceso. Nuestro cerebro funciona muy mal a la hora de registrar la realidad tal y como es, y la mayoría de sus procesos incluso pasan desapercibidos por la mente consciente.

Como dijo Darwin, el cerebro es una ciudadela que no puede tomarse mediante un asalto directo.

Leer más »

Ordenadores poetas: varias formas artificiales o teóricamente posibles de construir novelas o poesías

15 Comentarios
Ordenadores poetas: varias formas artificiales o teóricamente posibles de construir novelas o poesías

Si nos sentamos en una mesa con una bolsa bien surtida de letras del Scrabble y vamos sacándolas al azar, difícilmente conseguiremos armar una nueva teoría científica o un postulado matemático que valga la pena. La ciencia no discurre bajo los parámetros del azar (aunque el germen de muchos descubrimientos científicos sea la pura serendipia).

Pero sucede algo muy diferente con las novelas, las poesías, los cuentos, los aforismos, los tweets e incluso con las ideas filosóficas más abstrusas. Todas estas construcciones se nutren precisamente de cierto componente aleatorio. La belleza, muchas veces, surge del sinsentido y de la verborrea. La falta de claridad y la ambigüedad son intrínsecamente interesantes porque nos permiten extraer significados varios, discutirlos hasta el infinito e incluso hacer lo que yo llamo onanismo mental.

Hay autores que tienen un don especial para crear esta clase de construcciones tan sugerentes, pero sus fundamentos, como caóticos que son, pueden ser fácilmente “simulables“ de diversas maneras. Por ejemplo, mediante programas de ordenador.

Es el caso de RACTER, un programa que escoge palabras sucesivas al azar de su diccionario. Si la palabra escogida se adecuaba gramaticalmente, RACTER la deja y pasa a la siguiente palabra de la oración. Pero si no se adecua, entonces RACTER elimina la palabra y busca otra. Esto se demostró de forma espectacular con la publicación en 1985 de una colección de poemas e historias cortas tituladas The Policeman´s Beard is Half Constructed. El libro recibió comentarios positivos en los periódicos de mayor tirada. Racter fue escrito por William Chamberlain y Thomas Etter.

Leer más »

El alfabeto como máquina de generar ideas nuevas

18 Comentarios
El alfabeto como máquina de generar ideas nuevas

Creemos que las ideas surgen del simple runrún de nuestra cabeza. Sin embargo, hay elementos coadyuvantes tanto dentro como fuera de nuestra cabeza, estímulos que pueden permitirnos alcanzar ideas más nuevas de una forma inédita hasta el momento.

Según Eric Havelock, experto en lenguas clásicas, y David Olson, psicólogo, el alfabeto sería uno de estos elementos que estimularían nuestro magín. Su retadora hipótesis es que la eficacia del alfabeto griego condujo a una transformación sin parangón del pensamiento humano.

Al liberar a la gente de una tradición verbal, la eficacia del alfabeto nos permitió liberarnos también de restricciones como la memorización o las estrategias metacognitivas para conservar la cultura oral.

Leer más »
Publicidad

Los mejores libros de ciencia

4 Comentarios
Los mejores libros de ciencia

La revista americana Discover ha publicado en su última edición una lista con los que consideran los 25 mejores libros científicos de la historia, conformando una serie de clásicos que van desde el 330 a.C. hasta el año 1985 de nuestra era.

Además, durante una semana se han recopilado 800 firmas de visitantes de la edición on-line de la publicación, para conformar una segunda lista, de un interés más limitado, en la que ha entrado la propia Biblia.

La lista es, como todas discutibles y limitada, pero no hay duda de que los títulos que recoge forman parte, en su mayoría, de la cultura general de cualquier aficionado o profesional de la ciencia. Los 25 títulos son, ordenados por según el criterio de relevancia otorgado por la revista, son los que siguen:

  • El Viaje del Beagle, de Charles Darwin
  • El Origen de las Especies, de Charles Darwin
  • Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, de Isaac Newton
  • Diálogo sobre los dos Sistemas del Mundo, de Galileo Galilei
  • De Revolutionibus Orbium Coelestium, de Nicolás Copérnico

Leer más »
Publicidad
Inicio