La vida en la Tierra ya se ha extinguido cinco veces y la primera de ellas se debió a un enfriamiento global

La vida en la Tierra ya se ha extinguido cinco veces y la primera de ellas se debió a un enfriamiento global
2 comentarios

A pesar de que parece que vivimos tiempos finiseculares, de que el mundo se acaba, de que el cambio climático se eleva sobre nosotros como una espada de Damocles, nuestro planeta dista mucho de ser un mundo armónico y en paz consigo mismo. Por esa razón, si finalmente nos todo se acaba, será ya la sexta vez que ocurre.

En el mundo ya han tenido lugar cinco extinciones masivas (todas ellas antes de que el ser humano existiera) que acabaron con prácticamente toda la vida animal y vegetal por simples azares climáticos. La más antigua de estas extinciones tuvo lugar hace unos 445 millones de años y, según un nuevo estudio publicado en Nature, se produjo porque un enfriamiento climático global alteró los patrones de los corrientes oceánicas y bajó los niveles de oxígeno marino.

Extinción masiva del Ordovícico tardío

La extinción masiva del Ordovícico tardío (LOME) es la primera o la más antigua de las cinco que ya han tenido lugar en nuestro mundo. Alrededor del 85% de las especies marinas, la mayoría de las cuales vivían en océanos poco profundos cerca de los continentes.

Uncovering The Secrets 1
Fósiles de braquiópodos del afloramiento del período Ordovícico en la isla de Anticosti, Quebec, Canadá.

Para conocer cómo se produjo exactamente esta extinción, se tomaron medidas de la concentración de yodo en rocas carbonatadas de ese período, contribuyendo con importantes hallazgos sobre los niveles de oxígeno en varias profundidades oceánicas. La concentración del elemento yodo en las rocas carbonatadas sirve como indicador de los cambios en el nivel de oxígeno oceánico en la historia de la Tierra.

Si bien las causas de la extinción del Ordovícico tardío no se han acordado por completo, el estudio descarta cambios en la oxigenación como una única explicación para esta extinción y agrega nuevos datos que favorecen que el cambio de temperatura sea el mecanismo de muerte para LOME. Según explica el experto en modelos climáticos Alexandre Pohl:

Nos sorprendió ver una anoxia expandida en la parte inferior del océano, ya que la anoxia en la historia de la Tierra generalmente se asocia con el calentamiento global inducido por el vulcanismo. En los últimos años, la creciente evidencia apunta a varios episodios en la historia de la Tierra cuando los niveles de oxígeno también bajaron en climas fríos.

Temas
Inicio