Publicidad

Si lo que buscas es perder peso, centra tus esfuerzos en la dieta y no en el ejercicio físico

Si lo que buscas es perder peso, centra tus esfuerzos en la dieta y no en el ejercicio físico
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Perder peso es una tarea lenta y a veces difícil. Todo el mundo pasa alguna vez por esa fase en la que le damos toda la importancia al ejercicio: "No importa lo que coma, total, lo voy a quemar en el gimnasio". Pero esto es un craso error.

Velar por nuestra alimentación es más importante que hacer ejercicio, incluso, a la hora de perder los kilos que nos sobran. Al final, es el gasto calórico el que marca la diferencia. Así que será mejor apostar por una alimentación saludable antes de frustrarnos y matarnos en el gimnasio.

El único secreto: el déficit calórico

La única manera de perder los kilos que nos sobran es el déficit calórico. Es decir, comer menos kilocalorías de las que necesitamos en nuestra vida diaria. Nuestro cuerpo, por suerte, tiene una serie de medidas que aseguran nuestra supervivencia. Entre ellas están la acumulación de grasa que permite mantener los niveles de energía aunque gastemos el azúcar, de consumo rápido (y entremos en cetosis).

Nuestro cuerpo tiene un gasto básico, de mantenimiento, llamado metabolismo basal. A este gasto se le añade el de las actividades diarias. A su vez, cada alimento que ingerimos contiene una serie de nutrientes que pueden traducirse en energía (azúcares, grasas...). Al final tenemos un balance de energía que resta a la energía ingerida la gastada.

Cuando el balance entra en déficit calórico, es decir, que hay menos energía consumida, el cuerpo comienza un proceso metabólico en el cual se consumen grasas y azúcares almacenados (en forma de glucógeno). Esta es la única manera de asegurar que nuestro cuerpo pierde peso para conseguir energía (de manera saludable).

Photo 1502224562085 639556652f33

Hay que decir que esto no ocurre de forma inmediata. Como decíamos antes, el metabolismo está preparado para mantenernos vivos y resistir variaciones. Por tanto, no podremos gastar varios "kilos" de energía (en forma de grasa) de golpe. El proceso ha de ser continuado y lento. Pero sigue siendo válido: para poder perder hay que consumir menos de lo que se gasta.

Por mucho que lo intentes...

Supongamos que quieres perder peso sin cambiar tus hábitos alimenticios: tenemos un problema. Nuestra compañera, Rocío, sacó esta tabla a partir de los datos de La Clínica Mayo.

Deporte

Mujer (76 kg)

Hombre (88 kg)

Bailes de salón

219 calorías/hora

273 calorías/hora

Ciclismo lento (16 km/h)

256 calorías/hora

319 calorías/hora

Golf

314 calorías/hora

391 calorías/hora

Trotar en la elíptica

365 calorías/hora

455 calorías/hora

Nadar (intensidad moderada)

423 calorías/hora

501 calorías/hora

Nadar (intensidad alta)

715 calorías/hora

892 calorías/hora

Máquina de remo

438 calorías/hora

546 calorías/hora

Baloncesto

584 calorías/hora

728 calorías/hora

Tenis

584 calorías/hora

728 calorías/hora

Senderismo

438 calorías/hora

546 calorías/hora

Subir escaleras

657 calorías/hora

819 calorías/hora

Fútbol

752 calorías/hora

937 calorías/hora

Saltar a la cuerda

861 calorías/hora

1.074 calorías/hora

Si tenemos en cuenta, por ejemplo, que una porción de pizza puede tener en torno a las 266 kilocalorías (sin ser muy grasienta), veremos que hacen falta, como mínimo, 20 minutos de carrera a trote, o una hora y 23 minutos de caminata. Por el contrario, una hora de nado moderado tiene un gasto de 423, con lo que podríamos consumir ¡una pieza de bollería industrial azucarada!

Alimento poco saludable

Número aproximado de calorías

Tiempo para quemarlas caminando a buen ritmo

Tiempo para quemarlas corriendo a trote tranquilo

Refresco azucarado

138

26 minutos

13 minutos

Chocolatina estándar

229

42 minutos

22 minutos

Sandwich de máquina de vending (de bacon y queso)

445

1 hora y 22 minutos

42 minutos

Un cuarto de pizza familiar

449

1 hora y 23 minutos

43 minutos

Un café-batido mediano

290

53 minutos

28 minutos

Paquete de patatas fritas o aperitivo similar

171

31 minutos

16 minutos

50 gramos de cacahuetes asados y condimentados

296

54 minutos

28 minutos

Bollería industrial azucarada

420

1 hora y 17 minutos

44 minutos

Bol de cereales de desayuno

172

31 minutos

16 minutos

Bollería tipo muffin

265

48 minutos

25 minutos

Por mucho que lo intentes, y mucho ejercicio que hagas, en definitiva, querer reducir el peso corporal sin tener en cuenta la dieta, bien podría llevar antes a la extenuación. Al fin y al cabo, nuestro cuerpo está pensado para almacenar rápidamente la energía, por si vinieran tiempos peores, y gastarla lentamente.

Mejor, piensa en cambiar de hábitos

Mucho más útil, sin duda, es un cambio conceptual de estilo de vida. Porque además de la propia pérdida de peso, la alimentación hipercalórica suele estar relacionada con los ultraprocesados, las grasas y los azúcares de mala calidad, los productos de bajo aporte nutricional...

Photo 1522844990619 4951c40f7eda

Cambiar de alimentación y optar por unos hábitos más saludables supone ajustar la dieta para reducir las calorías de la ingesta y, además, también suele estar relacionado con mejores alimentos: más frutas y verduras. También más proteínas. Todo esto ayuda a mejorar tu salud y tu composición corporal.

Con la reducción de grasas, y una dieta adecuada, aparece la masa muscular. Cuanta mayor masa muscular, mayor es el gasto calórico y más energía necesitamos para sobrevivir y para realizar cualquier acción, por lo que es más fácil perder y mantener el peso. Esto último también es importante, porque cambiar nuestros hábitos, y buscar una adherencia es una fórmula que asegura que no sufriremos el peligroso efecto rebote.

Con una buena educación nutricional, reduciendo el número de ultraprocesados y apostando por comida natural, cocinada por nosotros mismos, más fibra, menos sal, menos grasas, menos azúcar libre, más vegetales y más verdura y más agua, podemos cambiar el aporte calórico en cada ingesta y, con ello, andar con paso seguro hacia la pérdida de peso.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir