Libros que nos inspiran: 'De mujeres, hombres y moléculas' de Santiago Álvarez

Libros que nos inspiran: 'De mujeres, hombres y moléculas' de Santiago Álvarez
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Decía Dunbar, el piloto de Trampa 22, de Joseph Heller, que si el tiempo vuela cuando uno se divierte, la mejor forma de ralentizar el paso del tiempo es haciendo que la vida sea lo más aburrida posible.

No es lo que vais a conseguir con este erudito, exquisito libro de Santiago Álvarez: De mujeres, hombres y moléculas. Un libro jalonado de vetas inéditas de la historia de la ciencia, y lo mejor: cómo esas vetas conectan con otras, lo que nos permite ver aflorar nuevas formas: laboratorios, espejos, etc.

Un libro alfanumérico

El mundo no sistematiza su escenografía con la misma capacidad arquitectónica con la que lo hace un escritor. Pero Álvarez lo logra sin recurrir a la ficción: simplemente analiza la realidad científica desde vertientes y ángulos tan maravillosos que resaltan dijes propios del mundo de la fantasía.

En otras palabras: si me aplicarais un estetoscopio para auscultarme el ritmo cardíaco mientras leía esta obra, notaríais mi corazón desbocado por la emoción.

Por eso he mantenido, todo el tiempo, los ojos muy abiertos. Y he aprendido lo indecible; amén de que Álvarez pone su granito de arena para que nos olvidemos de dividir a la gente en “de letras” o “de ciencias”, apostando por un alfanumerismo que solo los epistémicamente hambrientos cultivan a expensas de las divisiones académicas.

Captura De Pantalla 2020 12 04 A Las 20 07 31

Sin duda, imprescindible, como otro libro de esta colección que ya se está convirtiendo en una de mis predilectas: La ciencia en la literatura, de Xavier Duran.

¿Cómo ven la química los artistas, los escritores y los músicos? Y los químicos, ¿qué visión tienen de temas tan alejados entre sí como puedan ser la comunicación visual, el magnetismo, la imagen de un espejo o la relación entre música y alquimia? De mujeres, hombres y moléculas se encuentra en la intersección de las ciencias y las humanidades, y aúna esas dos miradas complementarias sobre nosotros y la realidad que nos circunda desde un lugar poco transitado, pero no por ello menos necesario y creativo. Este es un libro de divulgación sobre la química, y a ratos es también una historia de la filosofía, la pintura y la música, e incluso a veces un anecdotario con el que Santiago Álvarez nos permite mirar el mundo con los ojos de un químico inquieto y observador. En definitiva, desde las distintas maneras en que la química está presente en la literatura y el arte.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio