Publicidad

Los cuervos podrían ser el animal más inteligente junto a los primates

Los cuervos podrían ser el animal más inteligente junto a los primates
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Los cuervos han sido considerados astutos durante mucho tiempo, pero su inteligencia puede ser mucho más avanzada de lo que creíamos posible.

Hasta ahora se habían realizado observaciones cuervos en Nueva Caledonia, un archipiélago de Oceanía situado en la Melanesia, a pocos grados al norte del trópico de Capricornio, que era capaces de usar herramientas como ramitas o alambres. Es el caso, por ejemplo, de un cuervo llamado Betty.

Sin neocórtex pero con inteligencia

A través de los siglos, el cuervo ha sido objeto de mitos, de folclore y de representaciones en las artes y la literatura. En varias culturas antiguas ha sido venerado como un dios o un símbolo espiritual. Ahora deberíamos también profesarle admiración por su inteligencia, que podría ser la mayor de todas las que se han observado en la naturaleza, a excepción de los primates.

En los últimos años, los cerebros de estas aves se han estudiado cada vez más de cerca. No hay duda de que algunos de ellos muestran habilidades cognitivas impresionantes. Pero la inteligencia es una competencia difícil de medir y puede ser más o menos elevada en función de los criterios que usemos.

Nuestra inteligencia humana, por ejemplo, parte fundamentamente de nuestro neocórtex. Los cuervos, sin embargo, no tienen esta estructura. En cambio, han desarrollado grupos de neuronas muy densamente agrupadas que les proporcionan una capacidad mental similar. Los cuervos tienen el cerebro del tamaño de una nuez, pero en relación al cuerpo es realmente grande (sobre todo la parte anterior, encargada de las órdenes superiores).

Pero aparte de las similitudes morfológicas, los córvidos y los primates comparten algunas de las mismas capacidades básicas en términos de resolución de problemas y plasticidad, o de poder adaptarse y cambiar frente a nueva información y experiencias. Por ejemplo, son capaces de identificar a personas o cuervos que anteriormente supusieron una amenaza para ellos. El cuervo americano es otro gran aprendiz social, y nunca olvida la cara de un enemigo: reconoce a quien lo ha molestado y pasa la información a terceros. Si el increpador vuelve por su área de nidificación, una horda de pájaros negros le plantará cara.

Los cuervos también usan herramientas, y además unos y otros cuervos usan unas u otras herramientas en función del lugar en el que habitan... es decir, crean una especie cultura. En un estudio publicado a principios de este año, se describieron cuervos que buscan un tipo específico de tallo de la planta para confeccionar sus herramientas.

Los experimentos mostraron que los cuervos encontraban los tallos que deseaban incluso cuando habían sido disfrazados con hojas de una especie de planta diferente. Esto sugirió que las aves estaban seleccionando un tipo de material para sus herramientas que sabían que era el adecuado para el trabajo. Por ejemplo, sacar insectos de los agujeros en los troncos de los árboles.

Si recuerdas caras, confeccionas herramientas, dispones de rasgos culturales... estamos hablando de animales ciertamente emparentados con los primates. No en vano, aunque córvidos y simios divergieron en la línea evolutiva hace más de 300 millones de años, ambos han desarrollado capacidades cognitivas complejas al vivir bajo presiones sociales similares. Lo deberemos tener en cuenta la próxima vez que leamos la obra de Edgar Allan Poe.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios