Compartir
Publicidad
Publicidad

Buceando sin necesidad de tanques de oxígeno... como un pez

Buceando sin necesidad de tanques de oxígeno... como un pez
Guardar
13 Comentarios
Publicidad

Gracias a una nueva tecnología, ahora podremos sumergirnos en el agua sin la necesidad de ir provistos de aparatosos tanques de oxígeno. Una batería de litio de un kilo de peso suministraría una hora de oxígeno. Se llama LikeAFish (como un pez).

El creador de este revolucionario sistema ha sido el inventor israelí Alon Bodner, que se aprovecha de las pequeñas cantidades de oxígeno que existen en las partículas del agua (en el océano, el viento, las olas y las corrientes submarinas, ayudan a propagar pequeñas cantidades de aire dentro del líquido), imitando así el sistema respiratorio de los peces.

Gracias a la ley física llamada Ley de Henry, que describe la absorción de gases en los líquidos (establece que la cantidad de gas que puede estar disuelto en un líquido es proporcional a la presión de dicho líquido), Bodner podría revolucionar la manera que tenemos de bucear: en unos años este sistema podría estar en el mercado y permitir a submarinos pequeños y a buceadores permanecer mucho más tiempo seguido bajo el agua sin tener que salir para recargar sus tanques de oxígeno.

La ley establece además que disminuyendo la presión del líquido, de éste saldrá más gas hacia fuera. Es exactamente lo que sucede cuando abrimos una lata de un refresco: cuando se abre, el dióxido de carbono disuelto en el líquido y sometido a la presión de la lata sale cuando la presión disminuye al abrir el receptáculo que la produce. La extracción del gas en el agua puede hacerse mediante un sistema de fuerza centrífuga, que haría rotar rápidamente el líquido generando en él menos presión, de forma que se expulse el aire. Para aprovechar el aire que hay en el agua, se emplea una pequeña cámara cuyo sistema es recargable con baterías. Los cálculos realizados demuestran que una batería de litio de un kilo de peso suministraría oxígeno a un buzo para una hora de tiempo bajo el agua.

Con todo, Bodner admite que el sistema no es apto para ser usado en aguas con ausencia de oxígeno o polucionada y señala que un pequeño tanque de aire comprimido, incorporado al sistema, podría funcionar como reserva en caso de un fallo en la batería. Y los críticos del sistema consideran que no obrará como un sustituto de los sistemas tradicionales, sino como uno a tener en cuenta en determinados ámbitos.

Vía | La Flecha

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio