Publicidad

RSS Gary Marcus

La evolución no es perfección, sino 'satisficing' (satisfacer de manera suficiente)

18 Comentarios
La evolución no es perfección, sino 'satisficing' (satisfacer de manera suficiente)

El ser humano, a pesar de lo que afirmen los exegetas bíblicos, no es perfecto “a imagen y semejanza de Dios”. Ni siquiera podemos afirmar que esté medianamente bien construido. Más bien parece la suma de muchas chapuzas, acumuladas durante milenios, unas sobre otras.

Algo que adquiere tintes aberrantes si echamos un vistazo al cerebro: las partes más primitivas del cerebro siguen ahí, rodeadas de las más nuevas, ambas conectadas, y todo el sistema dista mucho de ser eficiente a nivel energético. Nuestro neocórtex se pelea a menudo con nuestra sistema R, y las cosas no siempre salen bien. Sí, según cómo lo miremos, el ser humano dispone del cerebro más complejo, de la mayor inteligencia del reino animal, pero ello tampoco nos debe permitir alegrarnos.

Leer más »

La ley de Weber: ¿cruzarías la ciudad para ahorrarte 25 euros en un microondas que vale 100?

22 Comentarios
La ley de Weber: ¿cruzarías la ciudad para ahorrarte 25 euros en un microondas que vale 100?

Nuestra vida está llena de contradicciones, incluso tan evidentes que cualquier mente lógica y analítica, tipo HAL9000, directamente nos enviaría a un centro psiquiátrico, con arneses, bozal y toda la pesca. Os voy a confesar la última: el otro día estuve una hora dando vueltas por un pueblo costero buscando una cafetería donde el espresso no costara más de 1,5 €, un precio que me parece de todo punto abusivo. Al final encontré un café por 1,10 €. Me ahorré 40 céntimos.

Sin embargo, ayer quería sacar una gran suma de dinero de un cajero de ese mismo pueblo. No encontraba un cajero de mi entidad bancaria, y después de 10 minutos dando vueltas, finalmente asumí que sacaría dinero de otra entidad, lo que acarreaba un coste de 2 € (por cierto, otro abuso que espero que un día reclamemos eliminar en la puerta de los bancos, con antorchas, palos y cosas intimidatorias en general).

Si analizamos ambas situaciones, algo falla. Soy capaz de invertir una hora de mi vida por unos céntimos, y a la vez soy capaz de gastarme 2 € para ahorrarme unos minutos de mi vida sólo unos pocos días después.

Este problema de lógica es muy común en la mente humana. Si nos preguntaran si cruzaríamos la ciudad para ahorrarnos 25 € en un microondas que vale 100 €, la mayoría de nosotros diría que sí. Si nos preguntaran si haríamos lo mismo para ahorrarnos la misma cantidad en un televiso que vale 1.000 €, la mayoría de gente diría que no. Y estamos hablando del mismo ahorro.

Leer más »
Publicidad

Creemos en lo que queremos creer y no en lo que es más evidente (y II)

63 Comentarios
Creemos en lo que queremos creer y no en lo que es más evidente (y II)

Como os prometía en la anterior entrega de este artículo, voy a enumeraros los argumentos más empleados por los fumadores frente a los estudios que sugerían que fumar producía cáncer de pulmón.

Argumentos muy poco sólidos desde el punto de vista de la lógica que os sonarán muchísimo, y no sólo del ámbito del tabaco:

-Muchos fumadores tienen una larga vida: frente a este tipo de argumento suelo contestar siempre lo mismo: claro, y mi prima es calva. La gente suele decir “conozco muchos casos” basándose exclusivamente en su entorno (por ejemplo, ahora está de moda decir que la juventud es más violenta y ha perdido los valores, aunque el que afirma tal cosa sólo se base en que se ha cruzado con unas cuántas docenas de jóvenes conflictivos). Peor es el caso cuando, como en el tema del tabaco, esa afirmación contradice las estadísticas.

-Hay muchas cosas que son peligrosas: claro, siempre hay cosas peores, cosas más importantes de las que hablar, etc. Pero, por un lado, es una forma de desviar la atención del tema tratado. Y, por el otro, ¿realmente el individuo que afirma tal cosa se ha tomado la molestia de cuantificar las cosas que son más peligrosas y cuán peligrosas son en comparación con fumar? La afirmación suele usarse en abstracto: yo no soy tan malo asesinando a diez personas, total, Hitler mató a miles.

Leer más »

Creemos en lo que queremos creer y no en lo que es más evidente (I)

18 Comentarios
Creemos en lo que queremos creer y no en lo que es más evidente (I)

A pesar del título, no voy a hablaros de religiones ni de metafísicas. Sencillamente voy a hablaros de las creencias que albergáis sobre las cosas más cotidianas, las creencias que apuntalan vuestros argumentos en apariencia más racionales.

Porque todos nosotros tendemos a ver lo que queremos ver y a oír lo que queremos oír. Es lo que en psicología se llama “razonamiento motivado”: somos menos minuciosos examinando evidencias que concuerdan con nuestras creencias. Si alguien cree en el creacionismo y descubre un argumento en contra de la evolución, lo aceptará con más facilidad. A la inversa sucede si el sujeto cree en la evolución.

Esto ocurre en aspectos cotidianos como, por ejemplo, la ley antitabaco recientemente promulgada. Los que fuman, examinan con más detenimiento las ideas cuando favorecen su hábito. Los no fumadores hacen lo propio con las ideas que ponen en entredicho el hábito de fumar. Y a la hora de ponerse todo el mundo de acuerdo, como es de esperar, sólo surge una cacofonía de opiniones en la que nadie escucha detenidamente a nadie.

Leer más »

El efecto anclaje: la contaminación de juicios y convicciones

46 Comentarios
El efecto anclaje: la contaminación de juicios y convicciones

No es la primera vez que os hablo de la poca solvencia de nuestro cerebro a la hora de elaborar juicios o forjar convicciones sobre el mundo. El efecto anclaje no es más una de estas manifestaciones del la imperfección.

El efecto anclaje contamina nuestra opinión sobre las cosas mediante información periférica o incluso irrelevante.

Un ejemplo tonto lo constituye el preguntar cuán divertidos son los dibujos animados de la tele: si el sujeto sostiene un bolígrafo entre los dientes con delicadeza, sin que llegue a tocar los labios, considera los dibujos animados más divertidos si el sujeto está sosteniendo un bolígrafo con los labios apretados. Esto ocurre porque, al sostener el bolígrafo con delicadeza, las comisuras de nuestros labios apuntan hacia arriba, formando una especie de sonrisa. Este gesto tiende a generar pensamientos felices: sonreír mejora el humor aunque la sonrisa sea forzada.

Leer más »

¿Quién lava más los platos? La memoria selectiva en acción

28 Comentarios
¿Quién lava más los platos? La memoria selectiva en acción

Ay, qué difícil es la convivencia. Aquéllos de vosotros que compartís piso, vivís en pareja o incluso os acordáis de vuestra vida en casa de los papis me entenderéis cuando os formule la siguiente pregunta: ¿Quién lava más los platos? ¡Hoy te toca a ti! ¡No, a ti! ¡El lunes fregué yo! ¡Mentira!

Y así hasta que cada una de las partes cree tener la razón.

El germen de estas desavenencias reside en nuestro cerebro, en nuestra forma de procesar la información. Más concretamente, en nuestra memoria selectiva. Y es que lo precario de nuestra memoria es, qué duda cabe, el origen de la mayor parte de las fricciones sociales cotidianas.

Leer más »
Publicidad

¡Estoy rodeado de locos!

31 Comentarios
¡Estoy rodeado de locos!

Suele ser propio de personalidades egocéntricas el considerar al resto de los mortales como tontos, raros o locos. A pesar de eso, lo confieso: a veces creo que a mi alrededor hay gente que está loca. Pero loca de verdad. No loca en plan “ay, qué locos”, sino clínicamente locos, con problemas mentales graves. A veces creo que estoy en un manicomio o en una orgía de borrachos en la que yo soy el único abstemio.

Esta sensación no es tan extraña si tenemos en cuenta que nuestros cerebros tienden a los errores más frecuentemente de lo que creemos. Desde la esquizofrenia hasta el trastorno obsesivo-compulsivo, pasando por el trastorno bipolar (también estado maníaco-depresivo), nada ilustra más elocuentemente la vulnerabilidad de la mente humana que nuestra susceptibilidad a los trastornos mentales crónicos y graves.

Algunos estudios arrojan cifras demoledoras: es posible que una cuarta parte de todos los seres humanos estén padeciendo algún trastorno clínico. Y en el transcurso de la vida, casi la mitad de la población se enfrentará a brotes de una enfermedad mental u otra.

Leer más »

¿Qué es la procrastinación y por qué tendemos a ella?

38 Comentarios
¿Qué es la procrastinación y por qué tendemos a ella?

Yo tiendo a la procrastinación, a veces peligrosamente. La gente que me rodea, tiende a la procrastinación. Probablemente todos vosotros tendéis en mayor o menor medida a la procrastinación. Pero ¿qué diablos es la procrastinación y por qué está tan de moda en Internet?

En pocas palabras, la procrastinación sería el hábito de aplazar las cosas que deberíamos hacer, enredándonos en tareas menos importantes o incluso gastando nuestro tiempo deliberadamente en cosas que nos obligamos a creer que son más perentorias. Todo ello por miedo, por pereza, porque analizar demasiado algo nos lleva a la parálisis… porque nuestro cerebro está diseñado para ello.

Posiblemente el término, hace unos años casi ajeno del acervo cultural de la gente, está tomando relevancia gracias a Internet. Y es que Internet en sí mismo es una fuente infinita de procrastinación, que se lo digan a los oficinistas que tienen un ordenador delante y no dejan de entrar en Facebook para comentar fotos de gatitos.

Leer más »

El olvido de las fuentes: ¿cómo sé lo que sé?

10 Comentarios
El olvido de las fuentes: ¿cómo sé lo que sé?

Como persona despistada que soy, leer esta clase de estudios me tranquiliza: ser despistado es más común de lo que parece, y ya no digamos si las cosas dependen de nuestra memoria, frágil y maleable hasta decir basta.

Cuando afronto la escritura de un artículo, en ocasiones me hago un lío con las fuentes: ¿dónde leí aquello, de dónde procede este fragmento? Pero diversos estudios sugieren que esta clase de confusiones son bastante corrientes entre los periodistas. Quién, qué, cuándo, dónde y por qué siempre son más fáciles de recordar que ¿cómo lo sé?

Los psicólogos cognitivos llaman a esta clase de recuerdos “memoria de la fuente”, y después de algunas de mis “cagadas” legendarias, os garantizo que ya no me olvidaré nunca del término.

Leer más »

El contexto mejora nuestra memoria… y la de los ratones y otros animales

7 Comentarios
El contexto mejora nuestra memoria… y la de los ratones y otros animales

En general, extraemos de nuestra memoria lo que necesitamos empleando diversas pistas. Por ello, nos viene más fácilmente a la memoria lo que depende del contexto. Por ejemplo, es más probable que recordemos lo que sabemos sobre ordenadores si estamos frente a un ordenador o en una tienda de ordenadores.

Si estamos en la cocina, también es más probable que recordemos lo que sabemos sobre gastronomía.

Y es que el contexto es uno de los más poderosos indicadores que inciden en nuestra memoria, y no sólo en nosotros, sino también en simios, monos, ratas, ratones, arañas y caracoles, entre otros.

Los científicos descubrieron los primeros indicios del poder de los indicadores contextuales alrededor de 1917, cuando Harvey Carr, discípulo del psicólogo conductista John Watson, llevó a cabo un estudio rutinario que consistía en el adiestramiento de ratas para recorrer un laberinto.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos