Compartir
Publicidad

¿Los edulcorantes afectan a tu metabolismo?

¿Los edulcorantes afectan a tu metabolismo?
3 Comentarios
Publicidad

A fin de combatir el sobrepeso o prevenir la diabetes, muchos consumidores sustituyen el azúcar por edulcorantes artificiales. Sin embargo, estos edulcorantes podrían contribuir al desarrollo de la intolerancia a la glucosa (una forma de prediabetes) y la enfermedad metabólica.

Al menos es lo que sugiere un nuevo estudio publicado en la revista Nature que ha sido realizado por científicos del Instituto Weizmann de Ciencias (Israel). El experimento se ha llevado a cabo con ratones, de modo que aún no pueden extraerse conclusiones en la salud del ser humano.

Lo que hacen los edulcorantes es tener un impacto directo sobre la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa debido a que alteran la microbiota intestinal.Y para demostrarlo, los investigadores hicieron tres grupos de ratones: los que recibieron agua mezclada con los tres edulcorantes artificiales más consumidos (acarina, aspartamo y sucralosa) y con las cantidades sugeridas por la Agencia estadounidense de Alimentos y Medicamentos (FDA); los que recibieron agua con azúcar; y los que solo recibieron agua.

Los resultados revelaron que los ratones que habían tomado edulcorantes artificiales desarrollaron una mayor intolerancia a la glucosa en comparación con los roedores que bebieron agua o incluso agua con azúcar. Tal y como ha explicado Eran Segal, coautor del estudio:

Los resultados resaltan la importancia de la medicina personalizada y la nutrición para nuestra salud. El análisis integrado de nuestro genoma, microbioma y hábitos alimenticios podría transformar nuestra capacidad de entender cómo los alimentos y suplementos nutricionales afectan a la salud y al riesgo de enfermedad de una persona. (...) La relación con nuestras bacterias intestinales es un factor clave en la determinación de cómo los alimentos que comemos nos afectan. En especial la relación entre el uso de edulcorantes artificiales (a través de las bacterias intestinales) y la tendencia a desarrollar los mismos trastornos que estaban diseñados a evitar, lo que exige una reevaluación del consumo masivo y sin supervisión que existe en la actualidad.

Vía | El País

Foto | Myling

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio