Compartir
Publicidad

Empezamos a comer/vivir más en el coche que en casa

Empezamos a comer/vivir más en el coche que en casa
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

¿Queréis la prueba definitiva para imaginar cuánto tiempo pasamos de media en un coche hoy en día? Ahí va: los conductores (sobre todo hombres) tienen mayores índices de cáncer de piel en su lado izquierdo; puede buscarse el efecto opuesto en los países donde la gente conduce por la izquierda.

El tráfico se ha convertido para mucha gente en un modo de vida. El posavasos extraíble para el coche, que no se convirtió en equipamiento de serie hasta la década de 1980, es ahora un elemento indispensable para el conductor: bebidas, sopa a mano de Cambell Go-Gurt de Yoplait, etc. En 2001 ya había 134 productos alimentarios que presentaban la palabra “go” en la etiqueta o en sus anuncios. En 2004, la cifra aumentó a 504.

Los restaurantes de comida rápida facturan ya hasta el 70 % de sus ventas en ventanillas para coches. El 22 % de todas las comidas de restaurante se piden a través de una ventanilla de coche en Estados Unidos, pero en lugares como Irlanda del Norte empiezan a alcanzarlos: una de cada ocho personas come en el coche una vez por semana.

El tráfico ha dado forma incluso a la comida que tomamos. “Práctico para una mano” es el mantra, con alimentos sin tenedor como el hexagonal Crunchwrap Supreme Taco Bell, diseñado para “manejarse bien en el coche”. Pasé una tarde en Los Ángeles con un ejecutivo publicitario que, a instancias de esa misma cadena de restaurantes, había realizado una prueba, en tráfico real, de qué alimentos eran más fáciles de comer conduciendo. El principal barómetro del éxito o fracaso era el número de servilletas usadas. Sin embargo, si la comida al final se derrama, uno siempre puede echar mano del Tide to Go, un aparato parecido a un bolígrafo para la “eliminación portátil de manchas.

El éxito de los audiolibros, al menos en Estados Unidos y algunos países europeos, es arrollador. Antes de la década de 1980, el audiolibro era casi inaudito. Pero hoy en día, en Estados Unidos tiene un volumen de negocio de 871 millones de dólares al año. “Los largos trayectos en coche al trabajo están tan arraigados en la vida cotidiana que la National Public Radio se refiere a sus segmentos más populares como “momentos de garaje”, porque los oyentes están tan enganchados a una historia que no pueden salir del coche.

Más datos: a fecha de 2005 el estadounidense medio pasaba 38 horas al año atascado en el tráfico. En 1969, casi la mitad de los estadounidenses iba al colegio andando o en bicicleta; ahora lo hacen sólo el 16 %. De 1977 a 1995, el número de trayectos realizados a pie por las personas se dividió casi por la mitad.

Vía | Tráfico de Tom Vanderbilt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos