Compartir
Publicidad

El extraño experimento del olor a rosa y cómo mejoró la memoria de determinas personas

El extraño experimento del olor a rosa y cómo mejoró la memoria de determinas personas
0 Comentarios
Publicidad

Un investigador de la Universidad de Lübeck, en Alemania, llamado Jan Born, publicó un estudio en la prestigiosa revista Science en el año 2007 cuyas conclusiones eran, cuando menos, chocantes.

En esencia, lo que venía a decir es que el olor a rosa había mejorado la memoria de un grupo de voluntarios. Aunque había cierto truco, porque el olor se vinculó a los objetos que se debían recordar.

En el experimento, Born situó diversas postales sobre la mesa de su laboratorio, perfumando el aire con un ligero olor a rosa. Los voluntarios iban entrando secuencialmente en la habitación e trataban de memorizar la situación de las postales. A continuación, debían pasar una noche durmiendo en el laboratorio. Allí se dividían a los voluntarios en dos grupos.

Cuando el primer grupo entraba en fase de sueño profundo, Born pasaba el olor a rosa cerca de sus narices. En el segundo grupo, no obstante, no dormían sin ningún olor especial en el aire.

Al día siguiente, ambos grupos de voluntarios debían recordar la situación de todas las postales. La hipótesis de Born era que el olor de la noche recordaría a las postales, mientras dormían, con lo que al día siguiente el cerebro mejoraría su rendimiento en la prueba de memoria. Y eso fue lo que extrañamente pasó.
Imagen | georgereyes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio