Publicidad

Somos más propensos a culpar al sistema autónomo de un vehículo que a su conductor humano cuando ha un accidente

Somos más propensos a culpar al sistema autónomo de un vehículo que a su conductor humano cuando ha un accidente
1 comentario

La mayoría de los accidentes son causados ​​por errores humanos, sencillamente porque nuestro cerebro no puede procesar tantos inputs ni puede mantener la atención tanto tiempo. Por ello, los vehículos autónomos eventualmente harán que nuestras carreteras sean más seguras.

Sin embargo, las personas se fían más de los conductores humanos que de los vehículos autónomos, según revela un nuevo estudio publicado en la revista Risk Analysis. Este sesgo se llama asimetría de atribución de culpa.

Análisis de riesgos

Los vehículos semiautónomos (semi-AV), que permiten a los humanos supervisar la conducción y tomar el control del vehículo, ya están en la carretera. No obstante, cuando hay un accidente, nos inclinamos a pensar que la culpa la ha tenido la máquina o el fabricante del vehículo antes que el conductor humano.

Los investigadores dirigidos por Peng Liu, profesor asociado de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Tianjin, realizaron experimentos para medir las respuestas de los participantes a hipotéticos choques semi-AV. Cuando un accidente fue causado por el sistema automatizado de un vehículo, los participantes asignaron más culpa y responsabilidad a la automatización y su fabricante e indicaron que la víctima debería ser más compensada, en comparación con un choque causado por un conductor humano.

También juzgaron que el choque causado por la automatización era más severo y menos aceptable que uno causado por un humano, independientemente de la gravedad del choque.

Liu y sus colegas llaman a este sesgo contra los sistemas automatizados asimetría de atribución de culpa. Indica la tendencia de las personas a reaccionar de forma exagerada a los choques causados ​​por la automatización, posiblemente debido al afecto negativo superior, o los sentimientos y emociones, evocados por estos choques. Las emociones negativas como la ira pueden amplificar las atribuciones de responsabilidad legal y culpa.

Para cambiar las actitudes negativas de la gente sobre los semi-AV, Liu sostiene que "las campañas de comunicación pública son muy necesarias para comunicar de forma transparente información precisa, disipar los conceptos erróneos del público y brindar oportunidades para experimentar los semi-AV".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio