Publicidad

Los cortes de energía provocan más embarazos que, a su vez, empeoran la vida de las madres jóvenes

Los cortes de energía provocan más embarazos que, a su vez, empeoran la vida de las madres jóvenes
1 comentario

Un apagón continuo y persistente en Colombia, a principios de la década de 1990, provocó un aumento de los nacimientos no planificados, según una investigación llevada a cabo Amar Shanghavi y sus colegas.

Es más, las mujeres jóvenes que se convirtieron en madres después del apagón tuvieron peores resultados en su vida posterior. Pero ¿qué tiene que ver la electricidad con la fertilidad? Aparentemente, solo una cosa: sin electricidad hay menos ocio, menos cosas que hacer, y hay más tiempo para tener sexo.

Menos sexo y menos hijos

Tener en cuenta factores como la electricidad y otras es importante a la hora de poner en marcha políticas de planificación similar, porque ponen en evidencia hasta qué punto los factores cotidianos afectan a la frecuencia con la que se practica sexo y de qué forma se hace.

Además, si una mujer se encuentra en una etapa crítica de la vida, digamos en su adolescencia o adultez temprana, tener un parto no planeado podría dañar su nivel educativo, su desarrollo profesional e incluso sus relaciones románticas, que es precisamente lo que ocurrió en el estudio citado.

Según el estudio, que analizó los efectos a corto y largo plazo de una variación cuasi exógena en el comportamiento de la fecundidad debido a un período de un año de racionamiento de energía en Colombia en 1992, el corte de luz fue decisivo en la felicidad futura de esas madres adolescentes. Concretamente, según los autores del estudio:

Image0

Estimamos que las mujeres que tuvieron un hijo en 1993 debido al apagón tuvieron, en promedio, 0.07 hijos más en 2005. Esta estimación implica que en 2005, hubo aproximadamente 14.100 niños más como consecuencia del apagón. Por lo tanto, el choque de fertilidad aún no se había compensado 12 años después. Además, encontramos que, para las mujeres que ya habían dado a luz al menos una vez antes del apagón, el apagón redujo el tiempo entre nacimientos de 1 a 2 meses.

Al fin y al cabo, uno de los principales factores que hacen reducir el número de hijos en un país en vías de desarrollo es la llegada del agua potable (menor probabilidad de muerte por enfermedad de los niños, menos necesidad de tener muchos niños), lo que unido a la electricidad y todo lo que se obtiene con ella (como el ocio o el desahogo sexual a través de otros medios) permite entender mejor por qué los países ricos tienen cada vez menos hijos y también menos relaciones sexuales. Podéis saber más sobre todo ello en el siguiente vídeo:

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios