Publicidad

Este es el impacto medioambiental que tiene cada tipo de leche: las de origen vegetal generan menos emisiones

Este es el impacto medioambiental que tiene cada tipo de leche: las de origen vegetal generan menos emisiones
14 comentarios

Según un estudio llevado a cabo en 2018, no todas las leches tienen el mismo impacto ambiental, y estima que en general los lácteos son aproximadamente tres veces más preocupantes en emisiones de gases de efecto invernadero que las leches de origen vegetal.

Además, los productos lácteos generalmente requieren nueve veces más tierra que cualquiera de las alternativas basadas en plantas.

De la leche de vaca a la leche de arroz

Este análisis presenta los resultados de una revisión sistemática de las emisiones de gases de efecto invernadero para diferentes categorías de alimentos a partir de estudios de evaluación del ciclo de vida (LCA), para permitir cálculos simplificados que podrían informar la elección dietética.

En el caso de la leche de vaca, medido como kilogramo de dióxido de carbono equivalente por litro de leche, varía entre 1,14 en Australia y Nueva Zelanda y 2,50 en África.

En las leches de origen vegetal, en promedio, es de solo:

  • 0,42 para la leche de almendras y coco
  • 0,75 para la leche de soja

En cuanto a la tierra usada, cada litro de leche de vaca utiliza 8,9 metros cuadrados por año, en comparación con:

  • 0,8 de leche de avena
  • 0,7 de leche de soja
  • 0,5 de leche almendras
  • 0,3 de leche de arroz

El consumo de agua es también mayor para la leche de vaca: 628 litros de agua por cada litro de lácteos, en comparación con:

  • 371 para la almendra
  • 270 para el arroz
  • 48 para la avena
  • 28 para la leche de soja

Aunque parece evidente que sustituir la leche de vaca por la que procede de plantas es más sostenible, también es importante diversificar las leches vegetales que utilizamos. Cambiar a una sola opción, incluso si es la más respetuosa con el medio ambiente por el momento, significa que la demanda del mercado puede sobreexplotarse potencialmente, generando entonces más impacto medioambiental.

El embalaje también es muy importante a tener en cuenta: aporta el 45% del potencial de calentamiento global de la leche de almendras de California. Y vale la pena tener en cuenta que desperdiciar leche tiene una huella ambiental mucho mayor.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios