Compartir
Publicidad

Aprender a olvidar

Aprender a olvidar
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Según asegura un estudio divulgado en Estados Unidos por la revista Science, nuestro cerebro puede ser capaz de borrar los malos recuerdos. Esta investigación abre nuevos caminos para el tratamiento de problemas emocionales, como la depresión, las fobias o los estados de estrés por malas experiencias. El estudio sigue las tesis de Sigmund Freud, que ya hablaba hace más de un siglo del concepto de memoria reprimida.

El ser humano sigue evolucionando, y esta capacidad de olvidar es un rasgo positivo en nuestra evolución. Brendan Depue, uno de los autores de la investigación, asegura que en el transcurso de su estudio han demostrado que los seres humanos tienen la capacidad de aprender a eliminar de manera selectiva malos recuerdos de su memoria.

Los participantes en el estudio debieron memorizar 40 pares de imágenes que consistían en un rostro humano "neutro" combinado con una imagen traumatizante, como una imagen de guerra o un accidente de tráfico. Después se comprobó si los participantes, ante la visión de la imagen neutra, podían recordar u olvidar voluntariamente la imagen perturbadora asociada.

El cerebro de los participantes se sometió a una imagen por resonancia magnética (IRM) que permite observar el funcionamiento de un órgano en tiempo real. Según los autores del estudio, el proceso de supresión de la memoria se sitúa en el córtex prefrontal, que se considera la zona de control de los pensamientos.

Se pudo observar que dos zonas del córtex prefrontal actúan en combinación para neutralizar la actividad de otras zonas del cerebro, como el córtex visual, el hipocampo y la amígdala, que tienen un importante papel en la memoria visual y la emoción.

El estudio ha demostrado que las personas fueron capaces de controlar su memoria emocional bajando la actividad de algunas regiones de su cerebro para bloquear los recuerdos desagradables.

Los investigadores, sin embargo, no han podido cifrar cuántas jornadas de entrenamiento harían falta para que una persona fuertemente traumatizada pudiese aprender a olvidar voluntariamente esas experiencias.

Vía | diarioHoy En Genciencia | Neurología Más información | Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos