Publicidad

Libros que nos inspiran: 'Ecologismo real' de J. M. Mulet

Libros que nos inspiran: 'Ecologismo real' de J. M. Mulet
1 comentario

Con un enfoque eminentemente práctico, necesariamente simplificador y directo, quizá (¿qué otra manera hay de llegar al gran público?), llega lo nuevo de J. M. Mulet, probablemente la obra que más ampollas va a levantar: Ecologismo real. Todo lo que dice que puedes hacer para conservar el planeta y los ecologistas no te dirán nunca.

Un libro especialmente dirigido para las personas poco informadas a propósito de los problemas del medio ambiente y cómo podemos enfrentarnos a ellos sin regresar directos a la Edad Media, pero también para quienes piensan que Greenpeace y otras plataformas "verdes" son realmente eficaces y no han mezclado ideología con ciencia de una forma torticera, en el mejor de los casos, y peligrosa, en el peor.

Mitos que conviene desterrar de una vez

El ecologismo, como ya sucede con el feminismo, ha perdido en el debate de las ideas ponderadas y los matices: ahora todo se divide en dos bandos, diamentralmente opuestos, enfrentados, tribales, como holligans de dos equipos en una final de Liga.

El problema del ecologismo es que es un tema complejo, complejísimo, y las soluciones que imaginemos para afrontarlo tienen que ser necesariamente dinámicas: lo que se afirma hoy, puede ser diferente para mañana. Un simple cambio en las condiciones, obliga a replantear miríadas de ideas interconectadas, como las fichas de un largo Domino.

Ecologismo real: Todo lo que la ciencia dice que puedes hacer para conservar el planeta y los ecologistas no te dirán nunca: 316 (Imago Mundi)

Ecologismo real: Todo lo que la ciencia dice que puedes hacer para conservar el planeta y los ecologistas no te dirán nunca: 316 (Imago Mundi)

No obstante, cuando el tema se polariza, solo hay buenos y malos, y las ideas entonces no cambian, se enquistan, se acusa de veleta o de poco concienciado a quien no aceptada todas y cada uno de los detalles del credo. Los bandos, además, se intoxican de ideología.

En el pasado, los problemas medioambientales eran asunto de las clases altas, de individuos escorados hacia la derecha, incluso de fascistas. Ahora los es de personas de izquierdas, progresistas y hasta hippies anticiencia. Ambos bandos, tanto antes como ahora, infiltraron de ideología su lucha. Si aceptabas que había un problema medioambiental, tenías que comprar y acatar el pack completo. Si dudas de cualquier cosa, entonces eres un negacionista.

a

Mulet, naturalmente, no solo duda de muchos de los asertos tanto de un bando como del otro, sino que está tan preocupado por el medioambiente (de verdad, no de boquilla) que sabe que ninguna de las ideas importantes para combatir su deterioro cabe en una chapa o una pancarta. Por eso ha escrito este libro: en primer lugar, para tirar por tierra innumerables mitos. En segundo lugar, para transmitir la idea de que el medio ambiente nunca ha estado en paz, nunca lo estará, y** mucho menos nosotros vamos a poder vivir armónicamente con él** (porque nunca lo hemos hecho).

Dicho lo cual, el libro, hay que decirlo más, levantará ampollas entre los ecologistas (no tanto entre los ecólogos), porque si estás sesgado ideológicamente (quién no lo está), habrá párrafos que te negarás a aceptar. Sin embargo, aprender requiere sacrificios. No solo esfuerzo intelectual. Muchas veces, también precisa de esfuerzo emocional. Separarse de la tribu, mirar con perspectiva, y aceptar que eres, todos lo somos, unos fanáticos, monos sin pelo, que apenas saben nada sobre nada.

Dicho lo cual, el libro es más que necesario para los pocos (o muchos, espero) que quieran dar el paso. Por el momento, ha sido fuente de inspiración de varias entradas en Xataka Ciencia, como: Cornucopianos VS maltusianos: ¿cómo afrontar un mundo finito en el que cada vez hay más personas?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio