Publicidad

Esta nueva terapia cura el lupus, al menos en ratones, y parece prometedora en humanos

Esta nueva terapia cura el lupus, al menos en ratones, y parece prometedora en humanos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Un estudio reciente sugiere un nuevo tratamiento que elimina las células B del sistema inmunitario, curando a los ratones de la afección del lupus, una enfermedad autoinmune de difícil tratamiento.

Aunque el trabajo es preliminar, ha entusiasmado a los investigadores porque utiliza una terapia ya aprobada para personas con cáncer de sangre.

Ingeniería genética

La estrategia se conoce como terapia con receptor de antígeno quimérico (CAR) -T. Implica la ingeniería genética de las células T, los centinelas del sistema inmune, para que reconozcan y destruyan ciertas células del cuerpo. Fue aprobado en 2011 para tratar ciertas leucemias en niños y linfomas en adultos.

Aunque la terapia CAR-T puede apuntar a diferentes células, los tratamientos aprobados cazan y destruyen las células B al detectar un marcador de proteína, CD19, que casi todas las células B lucen en su superficie.

Desde que surgió la terapia CAR-T, los científicos que estudian las enfermedades autoinmunes lo han observado con interés porque las células B están involucradas en muchas de estas enfermedades.

En el estudio citado, se probó en enfoque contra el lupus en ratones. Después de que los ratones se enfermaron, el equipo los expuso a la radiación de todo el cuerpo para eliminar las células inmunes existentes. (Las personas que reciben terapia CAR-T reciben quimioterapia con el mismo propósito).

Luego, los científicos infundieron las células T genéticamente alteradas en 41 animales. En 26 de los ratones, las células CAR-T destruyeron con éxito las células B con CD19, y esas células nunca reaparecieron. Eso es similar a lo que se ha observado en pacientes con cáncer que se someten a terapia CAR-T.

La mayoría de los animales que fueron tratados con éxito vivieron más de un año después del tratamiento, un largo período en los estándares de un ratón. Todos los animales que recibieron terapia con placebo murieron en un plazo de 8 a 10 meses, y muchos fallecieron antes.

El lupus puede ser una enfermedad difícil de tratar. Aunque muchos afectados por esta enfermedad autoinmune viven vidas relativamente normales, algunos sufren de insuficiencia renal, coágulos sanguíneos y otras complicaciones que pueden ser mortales.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir