Compartir
Publicidad

Los peces comienzan a padecer estrés

Los peces comienzan a padecer estrés
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Una investigación acaba de alarmar acerca de las consecuencias que unas determinadas especies de pez puedan sufrir debido a la tensión provocada por el calor y el progresivo calentamiento marino. Podría estar relacionado con el tamaño de los ejemplares.

El calentamiento global afecta de forma irreversible a los ecosistemas marinos, especialmente en las costas oceánicas poco profundas. El estudio, basado en datos estadísticos, insinuó un vínculo entre el calentamiento global y la merma de la cantidad de peces.

Un equipo de científicos del Instituto Alfred Wegener para la Investigación Polar y Marina en Bremerhaven, investigó la relación entre la temperatura del agua en cada estación del año y la densidad demográfica, usando el Zoarces viviparus, una especie de pez de la zona meridional del Mar del Norte. La meta del estudio era identificar los procesos fisiológicos que aparecen como respuesta al calentamiento.

Durante la evolución, los animales se han especializado en determinadas condiciones ambientales y es, por ello, que presentan a menudo serias limitaciones en su tolerancia al cambio medioambiental. En este contexto, las especies del Mar del Norte que experimentan grandes fluctuaciones estacionales de temperatura tienen mayor tolerancia a temperaturas más altas y exhiben ventanas térmicas más amplias que, por ejemplo, los peces de regiones polares que viven en bajas temperaturas siempre constantes. Éstos últimos pueden crecer y reproducirse sólo dentro de una ventana de tolerancia térmica muy estrecha.

Vía | Instituto Alfred Wegener

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio