Compartir
Publicidad

Ser perezoso puede haber sido un ventaja evolutiva, según un nuevo estudio

Ser perezoso puede haber sido un ventaja evolutiva, según un nuevo estudio
1 Comentarios
Publicidad

Hay una diferencia fundamental para las especies de moluscos que se extinguieron en los últimos cinco millones de años y las que aún existen hoy en día. Las que se han extinguido tienden a tener tasas metabólicas más altas que las que aún viven.

Tasas metabólicas bajas

Un nuevo estudio de gran tamaño de fósiles de bivalvos y gasterópodos existentes en el Océano Atlántico sugiere que la pereza podría ser una estrategia fructífera para la supervivencia de individuos, especies e incluso comunidades de especies.

Los resultados acaban de ser publicados en las Actas de la Royal Society B por un equipo de investigación con sede en la Universidad de Kansas.

En un período de aproximadamente cinco millones de años desde mediados del Plioceno hasta el presente, los investigadores analizaron las tasas metabólicas de 299 especies (es decir, la cantidad de energía que los organismos necesitan para vivir su vida diaria) y encontraron que las tasas metabólicas más altas eran un predictor confiable de la probabilidad de extinción.

Los investigadores dijeron que su trabajo podría tener implicaciones importantes para predecir qué especies podrían desaparecer en el corto plazo frente al inminente cambio climático. Con todo, las especies ampliamente distribuidas no muestran la misma relación entre la extinción y la tasa metabólica que las especies con una distribución estrecha: si estás distribuido de forma limitada y tienes una tasa metabólica alta, tu probabilidad de extinción es muy elevada.

De acuerdo con el equipo de investigación, un seguimiento de esta línea de investigación será establecer en qué medida la tasa metabólica influye en las tasas de extinción de otros tipos de animales.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio