Publicidad

Nueva idea para colonizar el espacio: enviar nuestro ADN, y autoensamblarnos una vez que lleguemos al destino

Nueva idea para colonizar el espacio: enviar nuestro ADN, y autoensamblarnos una vez que lleguemos al destino
11 comentarios

Publicidad

Enviar astronautas a otros planetas es extremadamente caro, e ineficiente, teniendo en cuenta que resulta mucho más práctico y menos peligroso enviar robots que exploren el lugar por nosotros. ¿Desde cuando nadie ha regresado a la Luna? Pero imaginemos que tenemos la urgencia de empezar a colonizar otros mundos. En 2002, el antropólogo John H. Moore estimó que una población de 150-180 individuos permitiría la reproducción normal de 60-80 generaciones (equivalente a 2000 años). ¿Cómo enviar a tanta gente a un planeta remoto, con todo lo necesario para sobrevivir durante el viaje y asentarse en el nuevo mundo?

En este terreno especulativo, las ideas pertenecen a las novelas de ciencia ficción, pero hay expertos que intentan buscar planteamientos novedosos al problema. Uno de ellos, Adam Stelzner, ingeniero principal del rover Curiosity del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, junto al biólogo de la Universidad de Harvard Gary Ruvkun, han planteado el envío de bacterias que contengan genoma humano.

Los pasos a seguir, en ese sentido, serían los siguientes:

  • 1. Cargar genomas humanos en bacterias resistentes al espacio exterior.
  • 2. Enviar las bacterias a un exoplaneta similar a la Tierra .
  • 3. ? ? ? ? ?
  • 4. Los seres humanos ensamblados a partir de los genomas colonizan el nuevo planeta.

El punto 3 es una incógnita, pero una posible solución, aunque resulte aún muy especulativa, sería recurrir a la impresión en 3D.

Ruvkun, uno de los primeros proponentes de la idea, asume que enviar impresoras que impriman a los seres humanos es todavía demasiado disparatado como planteamiento de trabajo. Pero también lo es pensar en colonizar el espacio con seres humanos de forma presencial a través de naves generacionales, agujeros de gusano y otras soluciones de la ciencia ficción. Al menos, habida cuenta de los espectaculares avances en impresión en 3D, esta idea parece más razonable que imaginar máquinas de teletransporte que generen copias de todas las partículas constituyentes del viajero, tal y como sucede en Star Trek (y nos ahorríamos algunos peliagudos dilemas filosóficos).

Vía | PopSci

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir