Compartir
Publicidad
Publicidad

La lengua electrónica que hace las veces de sumiller

La lengua electrónica que hace las veces de sumiller
Guardar
45 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona han desarrollado un dispositivo que, además de obtener de manera automatizada una clasificación del cava parecida a la de un sumiller, puede ser de gran ayuda para detectar defectos durante la elaboración del mismo.

Los diferentes tipos de cava varían en la cantidad de azúcar que se añade con el licor de expedición después de la segunda fermentación (la que da el gas carbónico). Por eso es interesante conocer la cantidad de azúcar añadido, puesto que ésta será la que determinará el tipo de cava producido.

Los investigadores del grupo de Sensores y Biosensores de la UAB trabajan desde hace años en el desarrollo de lenguas electrónicas. Actualmente, estudian su perfeccionamiento mediante la incorporación de biosensores.

Las lenguas electrónicas son sistemas sensores bioinspirados, que intentan imitar el sentido de la percepción humana. En la lengua electrónica, se utiliza una matriz de sensores para obtener información química de la muestra en lo que es el equivalente de nuestros sentidos.

Al idear la lengua electrónica, los investigadores, tuvieron que identificar diversas muestras de cava en base a medidas voltamperométricas.

Gracias a la combinación de sistemas de medida químicos y herramientas matemáticas avanzadas de procesamiento, han conseguido mimetizar el sistema del gusto humano y llevar a cabo una tarea de distinción entre las diferentes clases de cava, obteniendo una clasificación parecida a la que realizaría un sumiller.

Al igual que en el mecanismo humano, se requiere un proceso de entrenamiento de la lengua electrónica para que ésta sea capaz de reconocer las propiedades que se quieren identificar. En el caso de las lenguas electrónicas, el reconocimiento se consigue gracias a la utilización de sistemas informáticos que interpretan los datos obtenidos por la matriz de sensores.

La lengua puede identificar actualmente tres tipos de cava: Brut, Brut Nature y Semi Seco, pero con un entrenamiento adecuado puede llegar a distinguir todos los tipos de cava del mercado.

Y esto es solo el principio, quién sabe los usos que podría tener en el futuro.

Vía | Cadena Ser

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos