Las grandes empresas tecnológicas discriminan a las personas conservadoras

Las grandes empresas tecnológicas discriminan a las personas conservadoras
1 comentario

Cuando hablamos de discriminación en las compañías tecnológicas, a menudo nos referimos a discriminaciones sexuales o étnicas, pero pocas veces se pone el foco en las discriminaciones ideológicas y políticas.

Un análisis realizado por la Graduate School of Business de Stanford, por ejemplo, entrevistó a 600 líderes y fundadores en el campo de la tecnología en Estados Unidos, demostrando que la mayoría de ellos se identificaban como demócratas progresistas. ¿Esto les inclinaría a tener un sesgo contra los republicanos conservadores?

Sesgo ideológico y político

En 2018, el Republican National Committee (RNC) le envió una carta a Mark Zuckerberg, en la que acusaba a Facebook de tener un sesgo contra los estadounidenses conservadores. No es la única compañía tecnológica que lo hace. A ella se suman Google, Apple, Amazon, Microsoft e IBM, tal y como explica Amy Webb en su libro Los nueve gigantes:

La diferencia es que esas compañías en particular están creando sistemas autónomos de toma de decisiones que supuestamente deberían representar todos nuestros intereses. Las críticas no solo provienen de las mujeres y de las personas de raza negra, sino también de un grupo improbable: los conservadores y los miembros leales del Partido Republicano.

Dicho de otro modo: Si apuestas por la diversidad, tienes que hacerlo en todos los sentidos. Sobre todo en lo tocante a lo que más te desagrada. Apostar por la diversidad de lo que te gusta solo es una forma sofisticada de homogeneidad:

En agosto de 2018, más de cien empleados de Facebook utilizaron un tablón interno de mensajes para quejarse de "una cultura política monocorde, intolerante frente a otras opiniones". Brian Amerige, ingeniero sénior de Facebook, escribió: "Afirmamos ser abiertos ante todas las perspectivas, pero muchas veces atacamos (incluso en masa) a cualquiera que presente una opinión diferente a la ideología con tendencia hacia la izquierda.

Aunque sea inconscientemente, todos estamos cruzados de sesgos racistas, clasistas, sexistas, tribalistas... es inevitable, en mayor o menor medida. Todos discriminados. También las empresas que dicen representar los mejores valores para todos.

Afortunadamente, cada vez parece que lo somos menos, aunque las redes sociales estén amplificando algunos de estos sesgos mediante sus algoritmos y los medios de comunicación estén exagerando otros:

Temas
Inicio