Compartir
Publicidad
Publicidad

El eterno debate sobre el hombre biónico

El eterno debate sobre el hombre biónico
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este fin de semana me ha sorprendido leer que varios científicos escoceses (sí, yo también los imaginé con bata y falda de cuadros) han sido capaces de hacer crecer neuronas en chips de silicio.

Según cuentan los investigadores, estos chips podrán utilizarse para reemplazar parte de un sistema nervioso dañado, sustituyendo las neuronas que ya no funcionan.

Sin entrar más en detalle de las técnicas que utilizan, o la posibilidad de un uso real de este invento, a mi mente viene un debate que hacía tiempo que no me planteaba: ¿qué grado de aceptación tienen estos avances en la sociedad?

Mi opinión es que dependerá de lo avanzada que esté la tecnología, y el conocimiento que exista sobre ella. Aunque hay un clásico en esta polémica: la Inteligencia Artificial.

Pongamos como ejemplo a un abuelo con una pieza metálica que sustituye su fracturado fémur. O el simpático perrito que aparece en el inicio de esta entrada.

Habrá pocas personas que pongan pegas a estas modificaciones, porque no son más que una pieza rígida que hace las funciones de hueso, o unas ruedecillas que sirven al perro para moverse con cierta decencia.

Pero dediquémonos a imaginar, que es gratis.

Llevamos a nuestro abuelo al ingeniero biomédico de turno, y el caballero nos tiene preparado el último modelo de ordenador implantado.

Tal como nos muestra en el catálogo, hay una amplia gama de microordenadores para escoger. La tecnología permite implantarlos a nivel cerebral, de manera que entre en comunicación con nuestro sistema nervioso.

¿Y dónde está la pantalla?

La inteligencia artificial del ordenador le permite tomar control de la zona visual del cerebro, generando imágenes superpuestas a las reales. De esta forma, nuestro abuelo podrá ver cómo una Carmen Sevilla virtual limpia (también virtualmente, claro) los muebles de su habitación.

Y como servicio de regalo, tres meses de conexión inalámbrica gratuita, por supuesto.

En este supuesto caso ya no tenemos una pieza de hierro, sino un ordenador con inteligencia artificial dispuesto a ayudar a nuestro querido anciano. ¿Tendrá el mismo grado de aceptación?

En definitiva, ¿qué factores creéis que influyen a la hora de aceptar una prótesis, implante, modificación… en el cuerpo humano?

Y para estimular vuestro pensamiento crítico, nada mejor que una simpática imagen que encontré informándome sobre la biónica.

BionicoMacho

Sin duda, una película altamente recomendable para profundizar en el tema.

Más información | BBC News (en inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio