Compartir
Publicidad
Publicidad

Cubiertas Vegetales (y III)

Cubiertas Vegetales (y III)
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de cubiertas vegetales nos referirnos, no sólo a techos, sino también a paredes como la de la foto, que se encuentra en la puerta del CaixaForum de Madrid.

La pared de cultivo es un muro vivo, en el cual las raíces crecen en la pared misma. Están hechos con paneles modulares que suelen ser contenedores de plástico de polipropileno. Allí tienen sistemas de riego, y un medio en el cual puedan crecer.

De estos muros vivos, están los que se conocen como paredes activas, que unidas al sistema de ventilación del edificio, soplan aire a través de la pared que luego circula por todo el edificio.

Una pared de cultivo es un jardín vertical. Las plantas se enraízan en compartimientos entre dos láminas de material fibroso anclado a la pared.

El suministro de agua se provee entre las láminas y se cultivan muchas especies de plantas. Las bacterias en las raíces de las plantas metabolizan las impurezas del aire tales como los compuestos orgánicos volátiles.

Las ‘paredes activas‘ se unen al sistema de circulación de aire de la construcción. Ventiladores soplan aire a través de la pared y luego es recirculada a través del edificio. Algunas paredes activas tienen superficies vidriadas para que los efectos de los flujos de aire sean más predecibles.

Las ‘paredes inactivas‘ o ‘pasivas‘ no tienen circulación de aire mecanizada. En vez de eso, están abiertas para promover, en la medida de lo posible, la libre circulación del aire.

Las paredes de cultivo son una forma de agricultura urbana o jardinería urbana. Suelen acometerse como un trabajo artístico por su belleza. A veces sirve para ayudar a la cura del síndrome del edificio enfermo, y en cualquier caso, incrementar los niveles de oxígeno en el aire de recirculación.

También es un medio de reutilización del agua, al menos del agua utilitaria. Las plantas pueden purificar el agua contaminada (agua gris) por digestión de los nutrientes disueltos. Las bacterias mineralizan los componentes orgánicos para hacerlos disponibles para las plantas.

Las paredes de cultivo son muy prácticas para ciudades, en especial en áreas verticales. También para áreas áridas, ya que el agua de circulación en la pared vertical es menos evaporable que en jardines horizontales. En áreas áridas y calurosas, estas paredes pueden formar parte de las paredes externas de un edificio, y poder refrescarlas.

Vía Imagen | CaixaForum

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio