El trastorno por consumo de cannabis puede estar relacionado con un número creciente de ataques cardíacos en adultos jóvenes

El trastorno por consumo de cannabis puede estar relacionado con un número creciente de ataques cardíacos en adultos jóvenes
Sin comentarios

Según los hallazgos presentados este domingo en la conferencia virtual Scientific Sessions de la American Heart Association, un número creciente de personas menores de 50 años diagnosticadas con un trastorno por consumo de cannabis fueron hospitalizadas más tarde por un ataque cardíaco.

La tendencia ascendente de 2007 a 2018 fue más pronunciada en tres grupos: de 18 a 34 años, hombres y afroamericanos.

¿Tendencia creciente por la legalización?

En el estudio se analizaron los registros médicos de 819.354 personas de una gran base de datos pública de estancias hospitalarias. Identificaron a personas de 18 a 49 años que habían sido hospitalizadas por un ataque cardíaco y cuyos registros mostraban un diagnóstico previo de trastorno por consumo de cannabis. Eso se define como el uso crónico y excesivo de marihuana con síntomas de dependencia, incapacidad para controlar el uso y deterioro del funcionamiento social.

El nuevo análisis encontró que, en general, el 4.1% de los pacientes hospitalizados por ataques cardíacos también tenían un trastorno por consumo de cannabis, y la proporción casi se triplicó del 2.4% en 2007 al 6.7% en 2018. Cuando los investigadores dividieron los datos en subgrupos, encontraron los mayores aumentos durante la década entre:

  • Personas de 18 a 34 años, del 7,3% en 2007 al 20,2% en 2018
  • Afroamericanos, 15,8% en 2007 a 35,2% en 2018
  • Hombres, 71,6% en 2007 a 78,1% en 2018

El consumo de marihuana ha aumentado en los Estados Unidos, particularmente entre los jóvenes de 18 a 25 años, a medida que avanza la legalización para uso médico y recreativo. Pero los investigadores no han determinado si eso se ha traducido en un aumento del trastorno por consumo de cannabis.

Un estudio de 2019 publicado en JAMA Psychiatry mostró que el trastorno aumentó ligeramente entre los jóvenes de 12 a 17 años y las personas de 26 años o más de 2008 a 2016. Otro estudio de JAMA Psychiatry de 2016 encontró que, si bien el uso aumentó, las líneas de tendencia para el trastorno fueron planos.

Temas
Inicio