Publicidad

Nuevo estudio se suma a la evidencia de inmunidad entre aquellos que ya han estado expuestos al coronavirus

Nuevo estudio se suma a la evidencia de inmunidad entre aquellos que ya han estado expuestos al coronavirus
1 comentario

Un nuevo estudio (preprint, es decir, sin revisar aún por expertos independientes ni estar publicado en una revista) ofrece un rayo de esperanza en la lucha contra el coronavirus: casi todas las personas que han pasado por la enfermedad, independientemente de su edad, sexo o gravedad de la enfermedad, producen anticuerpos contra el virus.

El estudio también sugiere que cualquier persona que se haya recuperado de una infección puede volver a trabajar de manera segura, aunque no está claro cuánto tiempo duraría su protección.

Inmunidad

La mayoría de las pruebas de anticuerpos están llenas de falsos positivos: detectan señales de anticuerpos donde no las hay. Pero el nuevo estudio se basó en una prueba desarrollada por Florian Krammer, un virólogo de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, que tiene menos del 1 por ciento de posibilidades de producir resultados falsos positivos.

El nuevo estudio, además, es el más grande con diferencia, con resultados de 1.343 personas en y alrededor de la ciudad de Nueva York.

El estudio también alivió la inquietante preocupación de que solo algunas personas, solo aquellas que estaban gravemente enfermas, por ejemplo, podrían producir anticuerpos. De hecho, el nivel de anticuerpos no difirió según la edad o el sexo, e incluso las personas que solo tenían síntomas leves produjeron una cantidad importante.

Cabe aclarar que tener anticuerpos no es lo mismo que tener inmunidad al virus, pero en investigaciones anteriores se ha demostrado que los niveles de anticuerpos están estrechamente relacionados con la capacidad de neutralizar el virus, la clave de la inmunidad.

Otro hallazgo del estudio, que las pruebas de diagnóstico de PCR pueden ser positivas hasta 28 días después del inicio de la infección, también es importante. Estas pruebas buscan fragmentos genéticos, no anticuerpos, y sugieren una infección activa o menguante. Los investigadores en Corea del Sur anunciaron recientemente, por ejemplo, que varios casos sospechosos de 'reinfección' fueron el resultado de pruebas de PCR que recogieron restos de virus muertos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios