Compartir
Publicidad
Publicidad

Los ronquidos y el sobrepeso

Los ronquidos y el sobrepeso
Guardar
6 Comentarios
Publicidad


Tres cuartas partes de las personas que roncan cuando duermen tienen también apnea del sueño, lo que les provoca interrupciones en la respiración durante toda la noche. La apnea del sueño aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, un derrame cerebral o hipertensión.

A las personas que roncan e intenta buscar un remedio se les suele decir que duerman de lado para evitar que se les obstruyan las vías respiratorias. Pero puede que para algunos esto no sirva de mucho.

Los científicos afirman que hay dos tipos de personas que roncan: las que roncan solo cuando duermen boca arriba, y las que roncan independientemente de la postura en que estén.

Después de examinar más de 2.000 pacientes que sufrían apnea del sueño, investigadores de Israel descubrieron que un 54% era “posturales“, es decir, que roncaban solo cuando dormían boca arriba.

Otros estudios han relevado que el peso tiene mucha importancia. En uno de ellos, de 1997, se indicaba que los pacientes que roncaban o que tenían anomalías respiratorias solo cuando dormían boca arriba solían ser más delgados, mientras que aquellos que lo hacían independientemente de la postura tenían por lo general algunos kilos de más.

Pero ese estudio también descubrió que, en el caso de los pacientes que tenían exceso de peso, la gravedad de su apnea se reducía cuando perdían unos kilos.

Según la Fundación Nacional del Sueño, para la gente que sufre de sobrepeso, adelgazar suele ser la mejor forma de curar la apnea del sueño y acabar con los ronquidos para siempre.

Vía | The New York Times

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio