Compartir
Publicidad

La luz del sol también nos ayuda a perder peso (por eso en invierno cuesta más)

La luz del sol también nos ayuda a perder peso (por eso en invierno cuesta más)
1 Comentarios
Publicidad

Cuando las longitudes de onda de la luz azul del sol (la luz que podemos ver con nuestro ojo) penetran en nuestra piel y alcanzan las células de grasa justo debajo, las gotas de lípidos disminuyen de tamaño y se liberan de la célula. Es decir, que en condiciones en las que hay más luz solar es más fácil perder peso, porque las células almacenan menos grasa.

Es lo que sugiere un nuevo estudio de investigadores dirigidos por Peter Light, del Instituto de Diabetes de Alberta.

Luz solar y grasas

Light y su equipo examinaron el llamado tejido adiposo blanco subcutáneo, concretamente células de grasa blanca (la que en exceso puede provocar trastornos cardiometabólicos como la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón).

Accidentalmente, descubrieron que estas células tienden a reducirse bajo el efecto de la llamada luz azul del sol.

Los investigadores advierten que todavía hay que continuar estudiando este efecto y que es prematuro aconsejar tomar el sol para peder el peso, porque se desconce aún cuánto tiempo sería necesario y en qué intensidad, además de otras variables desconocidas. Con todo, los hallazgos pueden allanar el camino para nuevas estrategias de pérdida de peso o terapias basadas en la luz en el tratamiento de la obesidad y la diabetes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos