Publicidad

Estos son los resultados de un análisis de 43 genomas de 3 cepas de SARS-CoV-2

Estos son los resultados de un análisis de 43 genomas de 3 cepas de SARS-CoV-2
Sin comentarios

Según un reciente estudio, la combinación de la mezcla genética y la selección evolutiva de secuencias genéticas casi idénticas entre coronavirus específicos de murciélago y pangolín puede haber llevado a la evolución del SARS-CoV-2.

El análisis de 43 genomas de 3 cepas de SARS-CoV-2 que incluye los coronavirus de murciélago y pangolín sugiere que la combinación y selección genética impulsaron la evolución de SARS-CoV-2, adaptando la unión al receptor crucial del virus de pangolín.

Zoonosis

Las enfermedades zoonóticas son aquellas enfermedades o infecciones cuyos vectores iniciales son los animales y que pueden transmitirse entre especies hospedadoras diferentes y entre los individuos de la misma. Por ejemplo, la famosa gripe aviar, o la encefalopatía espongiforme bovina (vacas locas). También es el caso del SARS-CoV-2. No en vano, Más del 75 % de las enfermedades emergentes se originan en animales. Al menos 10 brotes en el siglo pasado se han propagado a los humanos de mamíferos como murciélagos, pájaros y cerdos.

Los resultados del estudio, además de lo dicho, también mostraron que el motivo de unión a receptores (RBM) del virus, un componente que desempeña un papel clave en la entrada del virus en las células huésped, se introdujo mediante la recombinación con los coronavirus de pangolín.

Según los autores del estudio, la proximidad de diferentes especies en un entorno húmedo como un mercado, por ejemplo, puede incrementar el potencial de infecciones cruzadas entre especies, al permitir la recombinación entre coronavirus más distantes y la aparición de mutaciones. Pues a selección evolutiva y la recombinación frecuente entre coronavirus de murciélagos, pangolines y humanos puede haber permitido que los virus estrechamente relacionados salten fácilmente entre especies.

Así pues, si bien el origen preciso del SARS-CoV-2 continúa sin conocerse, este estudio refleja que se debe reducir o eliminar el contacto humano directo con animales salvajes para prevenir nuevas zoonosis por coronavirus en el futuro. La vigilancia continua de los coronavirus en sus huéspedes naturales y en los humanos será clave para el control rápido de nuevos brotes de coronavirus.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios