Publicidad

España es el país más inseguro de Europa para vivir la pandemia COVID-19 según este análisis con decenas de parámetros

España es el país más inseguro de Europa para vivir la pandemia COVID-19 según este análisis con decenas de parámetros
18 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si bien organizaciones como la OMS, los CDC o Worldometers están difundiendo estadísticas a diario a propósito de la pandemia COVID-19, los datos no se analizan de manera eficiente para proporcionar información útil (no digamos ya los medios que se dedican a comparar cifras absolutas en vez de relativas entre países, como si fuera una carrera de caballos o un partido de fútbol).

Un nuevo análisis que contempla un buen número de factores ofrece un mapa mucho más claro de la situación (con los datos precarios de que disponemos), situando a España como uno de los peores lugares del mundo para vivir esta crisis.

Causas interrelacionadas

A pesar de que análisis simplistas señalan que en un país hay más muertos que en otro porque hay más población envejecida, lo cierto es que hay infinidad de factores que pueden tenerse en cuenta y, sobre todo, resulta importante saber cómo interaccionan entre sí.

Por ejemplo, en España hay una población más envejecida que en Estados Unidos, pero en Estados Unidos hay más población obesa o con diabetes, lo que constituye también un handicap; o en España hay menos habitantes que en Estados Unidos, pero en Estados Unidos su demografía se reparte más en forma de racimo, lo que reduce la probabilidad de contagio masivo, y así indefinidamente.

Sin contar que en España hay mucha población envejecida, pero igual sucede en otros muchos países donde apenas hay muertos por coronavirus, de modo que hemos de deducir que una población envejecida solo es un factor negativo en abstracto, pero lo es más o menos negativo en lo concreto. Un dato solo adquiere sentido si sabemos cómo interactúa con otros datos.

Actualmente, España es el país con más fallecidos por la pandemia del coronavirus en todo el mundo, en cifras proporcionales atendiendo a su población.

Si no conocemos las causas, o distan de ser esclarecidas por completo, es porque la pandemia de COVID-19 es un sistema complejo que involucra biología, comportamiento humano, empresas y gobiernos, y está poderosamente influida por la salud de sus habitantes, la economía, la administración y la geopolítica.

Por ello, Deep Knowledge Group (DKV), un think tank con sede en Hong Kong y con oficinas europeas en Londres, ha desarrollado marcos analíticos avanzados para analizar estos datos. El análisis de Big Data se aplica a parámetros cuantificados y relevantes. Estos marcos de clasificación matemática han desarrollado en los últimos cinco años para su uso en industrias y dominios altamente complejos y multidimensionales, incluida la inteligencia artificial para el sector del descubrimiento de nuevos fármacos.

Los resultados se han presentado en forma de clasificaciones de países de código abierto para ayudar a las personas y los gobiernos a tomar decisiones informadas.

Para realizar su análisis, un equipo de expertos recopiló y analizó datos generados para 200 países de todo el mundo. Para comunicar las ideas de manera práctica, los analistas desarrollaron un sistema de clasificación.

DKV establece una puntuación a cada país sobre un total de 1.000 puntos, y señala los 40 Estados más seguros para vivir en la crisis sanitaria. Israel, Alemania (ambas por encima de 630 puntos) y Corea del Sur se encuentran en los tres primeros puestos, mientras que España ni siquiera figura. Tampoco aparece reflejado España en la lista de los 10 países con los tratamientos más eficaces frente al Covid-19, en un ranking que lidera Alemania. En cuanto a los países europeos, DKV sitúa a España en el último lugar (33º) de países más seguros.

España solo tiene una aparición que podría considerarse halagüeña en los rankings elaborados por DKV: lo sitúa como el décimocuarto clasificado en la lista de Gobiernos que más apoyo están prestando durante la crisis.

Veamoslo con más detalle.

Ránking de países más seguros

Los países fueron evaluados utilizando 24 parámetros específicos en 4 categorías distintas:

  1. Eficiencia de cuarentena
  2. Eficiencia de gestión gubernamental
  3. Monitoreo y detección,
  4. Preparación para el tratamiento de emergencia.
c

Ránking de riesgo

Se llevó a cabo una evaluación comparativa de los países de acuerdo con sus niveles de riesgo de acuerdo con una variedad de factores médicos y no médicos, incluido el riesgo de infección, hospitalización, muerte y condiciones de salud duraderas, así como el riesgo negativo del país en cuestiones económicas, de calidad de vida y geopolíticas resultantes de la pandemia.

Utiliza 24 parámetros específicos agrupados en 4 categorías distintas:

  1. Riesgo de propagación de infección
  2. Gestión del gobierno
  3. Eficiencia sanitaria
  4. Riesgos específicos regionales
d

Ránking de eficiencia del tratamiento

Se llevó a cabo una evaluación comparativa de los países de acuerdo con qué tan bien están monitoreando la propagación de infecciones, facilitando a los ciudadanos herramientas e información necesarias para gestionar casos no críticos en el hogar sin sobrecargar la infraestructura de salud. El marco presenta 24 parámetros agrupados en 4 categorías principales:

  1. Monitoreo de enfermedades
  2. Manejo de enfermedad
  3. Tratamiento de emergencia
  4. Nuevos enfoques para el tratamiento de I + D

Para analizar a Europa se diseñó el análisis específicamente para las circunstancias únicas presentes el continente, incluidas las economías altamente interconectadas, los altos niveles de la cadena de suministro, el flujo turístico y la incidencia de puntos críticos. En este ránkig, España se encuentra en el último lugar.

d

Ránking de apoyo gubernamental

Se llevó a cabo una evaluación comparativa de los países de acuerdo con la escala, diversidad, eficiencia y efectividad de los esfuerzos y medidas de su gobierno para proporcionar apoyo económico (por ejemplo, ingresos suplementarios, exenciones fiscales, subsidios, préstamos de emergencia, etc. ) a sus ciudadanos, empresas (especialmente PYME), trabajadores independientes y otras partes interesadas.

f

El análisis reveló que algunos países demostraron ser muy eficaces a la hora de combatir COVID-19 desde el principio. Estos países se centraron en la prevención temprana mediante la implementación de medidas de cuarentena antes de que el número de casos confirmados superara los 50.000, y el uso de métodos eficientes para el tratamiento de pacientes hospitalizados.

Naturalmente, estamos ante un análisis de datos concreto, no ante la verdad. A medida que transcurran los meses se dispondrá de datos de mejor calidad y también se podrán realizar análisis más completos. DKV, mal o bien, ha intentado realizar un acercamiento basándose en muchos factores distintos, y ahí reside su valor: si hemos de aprender algo de ello es que estamos ante un problema complejo en el que deben evitarse las respuestas simples y, sobre todo, maniqueas, políticas o partidistas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios