Publicidad

Una dieta baja en carbohidratos podría revertir el deterioro cerebral relacionado con la edad

Una dieta baja en carbohidratos podría revertir el deterioro cerebral relacionado con la edad
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Una nueva investigación sugiere que una dieta baja en carbohidratos puede prevenir e incluso revertir el daño cerebral relacionado con la edad.

Los cambios neurobiológicos asociados con el envejecimiento se pueden ver a una edad mucho más joven de lo que se esperaría: a finales de los 40.

Carbohidratos

Según Lilianne R. Mujica-Parodi, profesora del departamento de ingeniería biomédica de la Universidad Stony Brook en Nueva York este proceso puede prevenirse o revertirse en función de los cambios en la dieta que implican minimizar el consumo de carbohidratos simples.

Para afirmar esto, se usaron escáneres cerebrales de casi 1 000 personas entre edades de 18 a 88 años: el daño a las vías neuronales se aceleraba dependiendo de dónde estaba obteniendo su energía el cerebro.

Descubrieron así que la glucosa disminuyó la estabilidad de las redes del cerebro, mientras que las cetonas, producidas por el hígado durante los períodos de dietas restrictivas de carbohidratos, hicieron que las redes fueran más estables. Según Mujica-Parodi:

Creemos que, a medida que las personas envejecen, sus cerebros comienzan a perder la capacidad de metabolizar la glucosa de manera eficiente, lo que hace que las neuronas se mueran de hambre lentamente y las redes cerebrales se desestabilicen. Así que probamos si darle al cerebro una fuente de combustible más eficiente, en forma de cetonas, ya sea siguiendo una dieta baja en carbohidratos o tomando suplementos de cetonas, podría proporcionar al cerebro una mayor energía. Incluso en individuos más jóvenes, esta energía adicional estabilizó aún más las redes cerebrales.

Una dieta cetogénica es rica en grasas y proteínas y baja en carbohidratos, lo que obliga al cuerpo a quemar grasas en lugar de carbohidratos. Pero la dieta cetogénica tiene sus propios riesgos. Además, hay una gran cantidad de evidencia que demuestra que la dieta mediterránea es la mejor dieta que hemos tenido hasta ahora para el cerebro y el corazón.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios