Compartir
Publicidad

Combatiendo la calvicie... y el consumo de alcohol

Combatiendo la calvicie... y el consumo de alcohol
2 Comentarios
Publicidad

La viagra, inicialmente, fue un fármaco que estaba desarrollándose para tratar la angina de pecho y la hipertensión arterial. El fármaco no acababa de funcionar, pero los sujetos que se sometían a los ensayos referían un efecto secundario persistente: una erección. La compañía farmacéutica, tras miles de millones de inversión, decidió cambiar su objetivo para recuperar el dispendio.

Algo similar ha ocurrido ahora con un fármaco contra la calvicie, aunque éste sí que se encuentra en circulación: su efecto secundario es que reduce el consumo de alcohol: muchos de los sujetos tratados por calvicie cesaron por completo el consumo de alcohol, ya que, al beber, experimentaban un aumento de la ansiedad y del cansancio, mareos, intoxicación con menor ingesta de alcohol y menos euforia.

Un nuevo estudio, que se publicará en noviembre en Alcoholism: Clinical & Experimental Research sugiere que la finasterida, un fármaco empleado para tratar la pérdida de cabello de patrón masculino y la hiperplasia prostática benigna, también podría reducir la ingesta de alcohol gracias a un inhibidor de la 5a-reductasa que bloquea la producción de varias hormonas, incluyendo andrógenos y otros esteroides que ayudan a regular las redes cerebrales implicadas en la emoción, la motivación, y la cognición.

Chuck Zorumski, coautor del trabajo, señala:

Se sabe que el alcohol aumenta la producción de neuroesteroides como alopregnanolona en los animales y estos son los esteroides que se podrían estar detrás de sedación, embriaguez y los efectos adversos del alcohol, incluyendo la pérdida de memoria aguda.

Vía | ABC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio