Compartir
Publicidad

Cinco extraños desórdenes alimentarios

Cinco extraños desórdenes alimentarios
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos estamos familiarizados con algunos desórdenes alimentarios como la anorexia o la bulimia, sobre todo en un escenario donde la obesidad se califica de pandemia global y nuestro conocimiento sobre nutrición es más elevado que nunca antes en la historia. Con todo, todavía quedan diversos desórdenes que por su rareza no suelen ser abordados por los medios de comunicación.

A continuación, un Top5 de dichos desórdenes:

1. Ortorexia

Esta enfermedad se confunde a menudo con los síntomas de la anorexia, aunque no es exactamente lo mismo. En pocas palabras, los anoréxicos tienen se centran en la pérdida de peso, mientras que los ortoréxicos se obsesionan con comer alimentos más saludables. Se estima que el 28 por ciento de la población de países occidentales, donde los más afectados son los jóvenes y las mujeres, padecen de ortorexia.

El término, acuñado por el médico estadounidense Steven Bratman en 1997, ha sido criticado por algunos científicos, quienes argumentan que el deseo de una dieta saludable es considerado en el mayor de los casos benéfico y que esto no indica una patología psicológica.

2. Tricofagia

Este trastorno de la alimentación está marcado por los hábitos de consumo de pelo en diferentes niveles. Las personas con el pelo largo y que sufren de tricofagia mastican abajo los extremos de su cabello. El pelo con el tiempo pueden acumularse en el tracto gastrointestinal (en ocasiones, y dependiendo de la severidad de los síntomas), causando indigestión y dolor de estómago.

La tricofagia suele estar asociada también a la tricotilomanía, término fue acuñado por el dermatólogo francés François Henri Hallopeau: hábito o comportamiento recurrente e irresistible dirigido a arrancarse el propio cabello o los vellos de distintas zonas del cuerpo. Aunque no se han corrido estudios a grupos grandes de la población hasta el 2009, se estima que la tricotilomanía se presenta en alrededor del 0.6% del total de la población.

3. Xilofagia

800px-kiefer_holz.jpg
El hábito de comer madera a intervalos regulares se conoce como xilofagia. Del mismo modo, las personas que sufren de este trastorno también les encanta comer papel y lápices, ya que también se derivan de la madera.

En general, comer cosas que no reportan calorías se conoce como PICA. La primera persona que usó por primera vez la palabra PICA para referirse a este síndrome fue el médico Frances Ambrose Pare a mediados del siglo XVI, tomándolo del nombre latino de la cotorra (Pica pica) probablemente por analogía con la conducta de esta ave que suele ingerir practicamente cualquier cosa, por hambre o curiosidad.Ggrupos de riesgo son los epilépticos, los dementes, psicóticos y quienes sufren un daño cerebral. También suele ser habitual en niños de corta de edad, especialmente en quienes presentan problemas de autismo.

4. Urofagia y coprofagia

Este trastorno de la alimentación está marcado por los hábitos de beber (urofagia) de la orina o comer heces (coprofagia), incluso de uno mismo o de otra persona. La urofagia también está asociada a la práctica sexual de la urolagnia, un tipo de fetichismo sexual o parafilia enfocada en la orina y la micción. Havelock Ellis (1859-1939), sexólogo británico considerado el pionero en describir esta parafilia, confesó que padeció disfunción eréctil hasta el momento en que se sintió excitado por la visión de una mujer orinando.

5. Síndrome de Prader-Willi

Esta enfermedad congénita no hereditaria afecta a una de cada 15.000 personas y provoca en quién la padece que en ningún momento se sienta satisfecho después de comer, así que se pasarían el día comiendo. La alimentación de las personas con SPW necesita estar supervisada constantemente, además de seguir una dieta estricta para evitar la obesidad. Aunque esto es secundario: los que sufren esta enfermedad tienen un desarrollo físico y mental deficiente, y rasgos faciales característicos, como los ojos almendrados o la boca pequeña con las comisuras hacia abajo.

Es consecuencia de una alteración genética originada por la falla en la expresión de genes del cromosoma 15. Fue descrita en el año 1956 por los doctores suizos Andrea Prader, Alexis Labhart y Heinrich Willi.

Fotos | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio