Se asocian las capacidades cognitivas superiores con un mayor éxito reproductivo (al menos en los tordos)

Se asocian las capacidades cognitivas superiores con un mayor éxito reproductivo (al menos en los tordos)
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Un nuevo estudio llevado a cabo en tordos sugiere que las habilidades cognitivas evaluadas en el laboratorio estaban fuertemente conectadas con el comportamiento reproductivo y el éxito reproductivo. Además, dado que ciertas habilidades cognitivas se relacionan con diferentes aspectos del éxito reproductivo, de ello puede deducirse que los módulos cognitivos pueden tener un valor adaptativo especializado.

En el estudio, las habilidades cognitivas espaciales de las hembras de los tordos se correlacionaron positivamente con la intensidad con la que fueron cortejadas por los machos y con su producción general de huevos. La cognición espacial de los machos se correlacionó positivamente con su capacidad para participar en concursos de canto con otros machos para obtener la mejor pareja. Además, una capacidad cognitiva no espacial separada se correlacionó positivamente con el atractivo de las canciones que cantaron.

Tordos de cabeza marrón

Los tordos de cabeza marrón son pájaros cantores comunes en América del Norte. Sin embargo, su sistema de reproducción es diferente al de la mayoría. Los tordos son parásitos de cría obligados y, por lo tanto, las hembras tienen el desafío distinto en cada temporada de reproducción de buscar nidos de especies hospedadoras que servirán como padres adoptivos para sus crías.

Brown Headed Cowbird

Esta estrategia de cría presenta a las hembras un problema a resolver: deben encontrar nidos adecuados para sus huevos y recordar esos lugares a la hora de poner. Es lógico que aquellas hembras con mejores capacidades de memoria espacial que pueden encontrar y recordar las ubicaciones de más nidos tendrían más oportunidades de reproducción y, por lo tanto, obtendrían mayores niveles de éxito reproductivo.

La cría, pues, supone un gran esfuerzo cognitivo; las hembras deben evaluar a los machos basándose en una variedad de características multimodales, recordarlas, discriminar entre ellas, conocer sus inclinaciones conductuales, seleccionar una y establecer un vínculo de pareja eficaz con esa. Si bien la selección de pareja puede involucrar una serie de habilidades cognitivas diferentes, una característica importante que caracteriza la reproducción femenina es la atención y la regulación del espacio.

En ese sentido, pues, fijarse en la inteligencia del otro sexo es tan superficial (en el sentido de que subyace un interés evolutivo de reproducción del más apto) que fijarse en la belleza. Entre los humanos, de hecho, parece suceder tanto de lo mismo, a juzgar por los estudios que se han realizado al respecto. Podéis abundar más en ellos en el siguiente vídeo:

Temas
Comentarios cerrados
Inicio