Compartir
Publicidad

Proyecto A119: la loca idea de lanzar una bomba nuclear sobre la Luna

Proyecto A119: la loca idea de lanzar una bomba nuclear sobre la Luna
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras el éxito de la Unión Soviética lanzando su Sputnik 1, el primer satélite artificial de la historia, el 4 de octubre de 1957, Estados Unidos realizó una excéntrica maniobra para dejar constancia a su pueblo de que no estaban perdiendo la carrera espacial.

Para eso empezaron a buscar financiación para un loco proyecto: el A119.

A119

A fin de subir la moral de la población estadounidense, la Fuerza Aérea ideó el extraño plan de lanzar una bomba nuclear sobre la Luna. La iniciativa se llamó Proyecto A119.

Bajo el nombre de Estudio sobre los vuelos científicos a la Luna, el Proyecto A119 quería usar una bomba de características similares a la que fue lanzada sobre la ciudad de Hiroshima unos años antes. Determinaron así que debía ser una bomba de rendimiento relativamente bajo (1,7 kilitones). Un equipo de 10 personas encabezadas por Leonard Reiffel se encargaron de estudiar el potencial y viabilidad de la posible explosión.

Para hacernos una idea de las proporciones de la detonación, la bomba Little Boy lanzada sobre la ciudad japonesa de Hiroshima en 1945 tuvo un rendimiento de 13-18 kilotones. El W25 sería llevado por un cohete hacia el lado oscuro de la Luna, donde detonaría al impactar. La nube de polvo resultante de la explosión sería iluminada por el Sol y, por lo tanto, visible desde la Tierra. Según Reiffel, el progreso de la Fuerza Aérea en el desarrollo de misiles balísticos intercontinentales habría hecho posible ese lanzamiento en 1959.

Lo más sorprendente, sin embargo, es que Carl Sagan integró el equipo responsable de la investigación de los efectos teóricos de una explosión nuclear a un bajo nivel de gravedad.

Study Of Lunar Research Flights Vol I Cover

La explosión se divisaría como un espectáculo al que asistirían millones de personas que contemplaran la Luna en el momento de la detonación. Como un espectáculo pirotécnico realmente caro.

El Proyecto llegó muy lejos, pero afortunadamente quedó sin financiación, cancelándose en 1959 por temor a una reacción negativa de la población mundial, cambiando más tarde el objetivo por la llegada a la Luna. En 1963 se firma el Partial Nuclear Test Ban Treaty y en 1967 Outer Space Treaty para evitar otras muestras de poderío como ésta en lo sucesivo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio