Pompeya tenía guardado otro secreto: una alcoba para esclavos con camas ajustables

Pompeya tenía guardado otro secreto: una alcoba para esclavos con camas ajustables
1 comentario

Una habitación utilizada por esclavos, con camas ajustables, ha sido excavada por arqueólogos en Civita Giuliana, una villa suburbana al norte de Pompeya que se ha estudiado desde 2017.

De hecho, dentro de la habitación, donde se han hallado tres camas de madera, se descubrió un cofre de madera que contiene objetos de metal y tela, que parecen ser partes de los arneses de los caballos.

Ciudad conservada en ámbar

Fundada en el siglo VII a.C., Pompeya era muy conocida como sitio de vacaciones para los más ricos y poderosos de la época. Una apacible tarde como otra cualquiera, la del 24 de agosto del año 79, se oyó un lejano trueno y el suelo empezó a estremecerse. El volcán Vesubio estaba entrando en erupción, escupiendo las entrañas de la tierra a algo más de mil grados centígrados de temperatura.

a

En apenas unas horas, todo había quedado cubierto de cenizas hasta una altura de seis metros. Aquel flujo piroplástico sumió a Pompeya en el olvido durante siglos. Fue una tragedia pero, por contrapartida, aquel proceso conservó la ciudad como un insecto preservado en ámbar. Una ciudad detenida en el tiempo, encerrada en un bibelot, hasta que, en 1748, se comenzó a excavar en la zona y se descubrió el museo natural que allí yacía, si bien la ciudad no fue identificada como tal hasta mucho más tarde, en 1763.

Entre los edificios, los cadáveres fosilizados y demás, lo que también se descubrieron fueron los graffitis de las paredes del interior y el exterior de las viviendas. Ahora también podemos sumar esta estancia con camas hechas de varias tablas de madera toscamente trabajadas que se pueden ajustar según la altura de quien las usa. Mientras que dos de ellos miden alrededor de 1,7 metros de largo, una cama mide solo 1,4 metros y, por lo tanto, puede haber pertenecido a un hombre joven o un niño.

También se han encontrado varios objetos personales debajo de las camas, incluidas ánforas colocadas para guardar pertenencias privadas, jarras de cerámica y un "orinal". La habitación estaba iluminada por una pequeña ventana superior y no muestra evidencia de haber tenido decoraciones en las paredes.

La excavación de la sala forma parte de los trabajos que el Parque Arqueológico de Pompeya está llevando a cabo junto con la Fiscalía de Torre Annunziata, dirigida por el Fiscal General Nunzio Fragliasso.

a
Temas
Inicio