No temas a las arañas: raramente te van a picar (ni siquiera si es una viuda negra)

No temas a las arañas: raramente te van a picar (ni siquiera si es una viuda negra)
Sin comentarios

Las arañas, a pesar de su mala prensa (y el significativo porcentaje de personas que sienten fobia hacia ellas), suelen ser nuestras aliadas. A pesar de que cada año se comunican miles de picaduras de ellas en todo el mundo, en realidad es bastante extraño que una araña pique a un ser humano.

De hecho, la mayoría de las picaduras son en realidad casos de infecciones debidas a bacterias resistentes de SARM mal diagnosticadas por pacientes y médicos, tal y como señala Rob Dunn en su libro ¿Solo en casa?

Cuánto necesitas molestar a la araña para que pique

Las arañas usan su veneno mayormente para sus presas, no para defenderse. Para las arañas, pues, casi siempre es más fácil huir que luchar. Incluso hay un estudio que trató de calcular cuántas veces necesitas atosigar a una araña para que te pique. Se realizó con 43 ejemplares de araña viuda negra y tenía que picar un dedo artificial.

Después de setenta empellones con los dedos artificiales, ninguna araña picó:

La única vez que el estudio constató que una viuda negra picó los dedos artificiales fue cuando estos se usaron de manera intencionada tres veces seguidas para aplastar a la araña. El sesenta por ciento de las arañas aprisionadas tres veces seguidas entre dos dedos artificiales pica. E incluso entonces las arañas liberaron veneno tan solo la mitad de las veces, de modo que la mitad de las picaduras no fue problemática, sino tan solo dolorosa. El veneno es costoso para las arañas, y no están dispuestas a desperdiciarlo con nosotros; lo reservan para mosquitos y moscas domésticas.

Eso no significa que no haya picaduras, sino que son muy improbables. La araña bananera, araña errante brasileña o armadeira, por ejemplo, es la araña más venenosa del mundo (bastan 0,006 miligramos de su veneno para matar a un ratón), y produce más de 2.700 picaduras anuales en Brasil (aunque solo dos o tres muertes). Cuando ocurre, eso sí, provoca en los hombres una erección larga y dolorosa.

Temas
Inicio