Publicidad

Este parque temático se ha construido en una antigua central nuclear

Este parque temático se ha construido en una antigua central nuclear
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El otro día descubríamos cuál era la primera central nuclear de la historia, lo que no podíamos imaginarnos que un parque temático se pueda construir en el solar de una central nuclear clausurada.

O tal vez no es tan extraño si tenemos en cuenta las extrañas reglas de los parques temáticos, que han permitido crear un mundo en miniatura que representa los cinco continentes del mundo en 48 hectáreas, un parque temático político (la República de los Niños, en La Plata, Argentina) e incluso un parque temático religioso (Holy Land Experience, en Orlando, Florida, que reproduce la cuidad santa de Jerusalén).

Nuclear World

Cerca de Düsseldorf, en Alemania, desde 1995 se levanta el Wunderland Kalkar, ocupando el solar de una central nuclear, unas instalaciones que en realidad nunca funcionaron. El parque de atracciones Wunderland Kalkar se construyó sobre los cimientos de la planta nuclear Scheneller Brüter, cuya edificación fue finalizada a finales de los años 80 y contaba con el reactor SNR-300. Sin embargo, la mala experiencia de Chernóbil (el desastre nuclear más grande de la historia) causó no pocas protestas vecinales.

Fue entonces cuando entró en juego el emprendedor de origen holandés Hennie Van der Most, que adquirió los terrenos en 1995. Ahora, situado en un paísaje maravilloso de la región alemana de Niederrhein, Wunderland Kalkar se encuentra junto a la histórica ciudad de Kalkar.

Pero ¿qué atracciones podemos encontrar aquí? La más popular es una noria y una montaña rusa, así como una pared de escalada de 40 metros de altura. Como veis, un parque temático muy corriente. Lo único llamativo es que quedan restos de la central nuclear: la pared de escalada, por ejemplo, está en la antigua torre de refrigeración.

A su vez, este complejo de ocio también alberga varios hoteles, restaurantes, pistas de tenis, una discoteca, una pista de karting y un recorrido de tierra para montar en quad. Y entre sus atracciones destaca una montaña rusa de cuatro carrilles y un simulador de Fórmula 1.

No es el único ejemplo de parque temático y término “nuclear”. Desde enero de 2008, se puede visitar el 1984 Survival Drama, una representación en el búnker nuclear soviético de Naujasode, en Lituania.

La experiencia consiste en bajar a cinco metros de profundidad hasta este búnker de tres mil metros cuadrados, lo que permite una inmersión total en la vida soviética de la década de 1980. Las máscaras de gas están incluidas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir