Publicidad

El espacio que ocuparían todos los muertos criogenizados para que despierten en el futuro

El espacio que ocuparían todos los muertos criogenizados para que despierten en el futuro
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La Alcor Life Extension Foundation es una compañía sin ánimo de lucro de Scottsdale (Arizona) que investiga, aboga y practica la criónica, es decir, la preservación de cadáveres en nitrógeno líquido, con esperanza de restaurarlas con salud completa cuando se hayan desarrollado nuevas tecnologías en el futuro.

Hasta aquí, bien, sin embargo, ¿cuánto espacio requeriría no ya criogenizar a un grupo seleccionado sino a todas las personas posibles?

Costes y espacio

En un artículo del teórico informático Ralph Merkle titulado "Cómo criopreservar a todo el mundo" se trata de responder a la pregunta anteriormente planteada. Cabe recordar que Merkle es invento de la criptografía de clave pública, para más señas. También aparece en la novela de ciencia ficción La era del diamante, que implica la nanotecnología.

El texto propone, como una posible solución del espacio necesario, la idea de fabricar lo que él denomina "Dewar realmente grandes" (DRG). Un vaso Dewar es un recipiente diseñado para proporcionar aislamiento térmico, disminuir las pérdidas de calor por conducción, convección o radiación. Se utiliza para almacenar líquidos, fríos o calientes. El vaso Dewar es llamado así por su inventor, el físico escocés James Dewar (1842-1923).

Según la tasa de mortalidad mundial anual, hay unos 55 millones de fallecimientos. Ahora imaginemos que construimos un gigantesco Dewar esférico de treinta metros de radio. Y que, en aras de economizar espacio, prescindimos de los cuerpos fallecidos y solo nos centramos en preservar sus cabezas, tal y como hacen en la serie de animación Futurama.

Dadas las dimensiones medias de una cabeza humana, un Dewar así podría almacenar 5,5 millones de cabelzas. Con diez de esos recipientes podríamos almacenar a todos los muertos en un año.

Luego vienen otros costos, como los financieros, tal y como explica Mark O´Connell en el libro Cómo ser una máquina:

Cada uno de estos DRG tendría un volumen de aproximadamente 113 millones de litros, lo que significa que el gasto en nitrógeni líquido, cuyo precio suele oscilar en torno a los diez céntimos de euro por litro, sería de unos once millones de euros por DRG. También habría otros gastos adicionales asociados a la tasa de evaporación, el aislamient y el mantenimiento general de los Dewar; pero en última instancia el coste de criopreservar a toda la población de la Tierra se traduciría en una suma de capital amortizado sorprendentemente competitiva: entre veinte y treinta euros, literalmente, "por cabeza".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir