Compartir
Publicidad

En las entrañas del coche irá más rápido que una bala

3 Comentarios
Publicidad

Lo que podéis ver en el vídeo que encabeza esta entrada son las entrañas del coche más rápido del mundo: el Bloodhound SSC, capaz de ir a 1600 km/h. Está equipado con un motor de un avión de caza de 135.000 caballos y es tan potente como 180 autos de Fórmula-1.

En 1997, Andy Green, piloto de caza de la fuerza aérea británica (la Royal Air Force), estableció en el desierto estadounidense de Nevada un récord de velocidad en carretera que todavía está vigente: 1228 km/h a bordo del Thrust SSC. Con el Bloodhound SSC aspiran a pulverizar ese récord, superando así la velocidad de muchas balas de pistolas y revólveres.

Con un largo de más de 13.5 metros y un peso de más de 7,5 toneladas, las ruedas de este vehículo que más parece un cohete rodarán a unas 10.500 revoluciones por minuto, lo que supone que la fuerza G aplicada sobre la llanta equivale a unas 50.000 veces la fuerza de la gravedad. La velocidad máxima se alcanzará en menos de un minuto.

El coche también ha sido diseñado para reducir su velocidad desde los 1.600 Km/h hasta estar completamente detenido en apenas 65 segundos, lo que genera una fuerza equivalente a 3G en la cabina del piloto. El coche intentará superarar los 1.600 Km/h en un desierto de Sudáfrica el próximo año.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio