Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo funciona el cine 3d? (II)

¿Cómo funciona el cine 3d? (II)
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Continuamos con la segunda entrega de ¿Cómo funciona el cine 3d? En el primer artículo discutimos sobre el funcionamiento del ojo y cómo nuestro cerebro es capaz de construir una imagen en tres dimensiones a partir de una visión binocular o estereoscópica. Hoy analizaremos cómo se puede aplicar en el cine esta técnica para conseguir una tercera dimensión en las imágenes que observamos.


Cerebro imagen
Imagen obtenida de: http://www.vision3d.com/stereo.html

El principal escollo que se presenta en el cine para poder representar una imagen en 3d es que sólo hay una fuente desde la que provienen las imágenes: la pantalla. Sin embargo, ¿se podría utilizar algún método para enviar una imagen al ojo izquierdo y otra diferente hacia el ojo derecho? De esta forma, cada ojo captaría una imagen diferente y podríamos darle “profundidad” a la escena.

Antiguamente se hacía esto mediante el uso de unas gafas con celofán de colores rojo y azul. En estas gafas, cada uno de los cristales sólo deja pasar la luz de un solo color. De esta forma, el “cristal” rojo sólo deja pasar la luz roja, y el otro, la luz azul.

Así ya hemos resuelto cómo puede recibir cada ojo una imagen, pero, ¿cómo hacemos para que salgan estas dos imágenes desde la misma pantalla? Como sabréis, una película no es más que una rápida secuencia de imágenes (aproximadamente unas 25 imágenes por segundo) que consigue la impresión de movimiento en nuestro cerebro. Pues bien, si mostramos en la pantalla una imagen en rojo y otra en azul, cuando llegue a nuestros ojos, el cristal rojo sólo dejará pasar al ojo la imagen roja y el cristal azul hará lo mismo con la imagen azul. Estas imágenes se conocen por el nombre de imágenes de anaglifo, y son imágenes de dos dimensiones que provocan en nuestro cerebro el efecto tridimensional.

anaglifo

Ha pasado mucho tiempo desde que se realizaron las primeras películas utilizando esta técnica. Sin embargo, en los últimos años hemos observado como las gafas de celofanes de colores han pasado a la historia. En su lugar utilizamos unas gafas más corrientes que a simple vista parecen cristales transparentes. En la siguiente entrada analizaremos su funcionamiento.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio