Compartir
Publicidad

Cinco animales entrañables que pueden hacerte mucho, mucho daño

Cinco animales entrañables que pueden hacerte mucho, mucho daño
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de los accidentes que se producen con animales están propiciados por nuestra tendencia a humanizar a los miembros del reino animal que recuerdan vagamente a un ser humano, o que sencillamente han sido entronizados por Walt Disney como animales afables.

A continuación, cinco de estos animales que parecen muy monos pero que quizá no dudan ni un segundo en arrancarte el alma:

1. Koala

Como ositos de peluche, siempre subidos a los árboles, con esos ojos que parecen corpúsculos de antracita, los koalas no son tan pacíficos como parecen. Su experiencia al respecto la cuenta el periodista y escritor australiano Kenneth Cook (1929-1987):

No me gustan los koalas. Son unos bichos asquerosos, irascibles y estúpidos. Sus hábitos sociales son vergonzosos: los machos siempre andan propinando palizas a sus semejantes y robándoles las hembras. Tienen mecanismos defensivos repugnantes (te orinan). Su piel está infestada de piojos. Roncan. Su semejanza con adorables ositos de peluche es una engañifa abyecta. Y, además, una vez un koala intentó hacerme daño de una forma horrible.

2. Ratón Marsupial

planigale_maculata_-_gould.jpg
Aquí tenemos otro bicho pequeñito que parece adorable, pero el ratón marsupial (género Planigale) tiene mucho que decirnos sobre el dolor, tal y como explica Isidoro Merino en su libro 1000 maneras estúpidas de morir por culpa de un animal:

Parece un diminuto y tierno ratoncito (pesa menos de cinco gramos), pero es carnívoro. No está emparentado ni de lejos con los roedores, y se comporta como un feroz y valiente predador que no duda en atacar a presas mucho mayores que ellos, incluidos los humanos.

3. Loro

800px-kea_(nestor_notabilis)_-two_preening-6.jpg
Si viajáis a Nueva Zelanda, tened cuidado con el kea (Nestor notabilis), un loro que habita las montañas de la isla del Sur. Seguramente estáis pensando en el típico loro de colore vivos que repite todo lo que decís. Pero kea es capaz de alimentarse de conejos, ratones y corderos, a los que mata a picotazos.

Un psicópata con alas que además tiene la mala costumbre de comerse vivas a las ovejas, subiéndose a su grupa y desgarrando con su enorme pico la piel lanuda de los animales para sorberles la grasa.

4. El ratón

Mickey Mouse es el icono de la factoría Disney, pero también es el icono de uno de los animales más peligrosos del planeta a causa de todas las enfermedades que es capaz de transmitir. Los roedores son capaces de transmitir nada menos que veinte agentes patógenos.

Ni todas las guerras juntas han matado tanto como las ratas y lo ratones.

5. El correcaminos

greater_roadrunner-jro.jpg
A pesar de que en los dibujos animados el coyote era el malo y El Correcaminos era el bueno, en la naturaleza no es exactamente así. En la naturaleza el coyote no recurre a la factoría Acme, es el Correcaminos (Geoco-ccyx californianus) el que es un implacable cazador que mata a picotazos a sus presas hasta convertirlas, literalmente, en papilla. Si os fijáis en su pico, a veces asomará parte del oficio que ha cazado porque no le cabe entero en el estómago. Tampoco corre tanto como en los dibujos animados, pero no está mal: alcanza los 40 km por hora.

Foto | Neva

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio